Noviembre 20, 2009

FIFA anuncia que no repetirá partido entre Francia e Irlanda

"El resultado del partido no puede ser cambiado y el partido no puede volver a jugarse. Como se menciona claramente en las reglas del Juego", agregó el comunicado.

La decisión era en respuesta a la petición oficial enviada en la noche de este jueves por Irlanda al organismo con sede en Zúrich para que se volviera a disputar el encuentro clasificatorio para la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Durante este jueves voces de ambos países habían solicitado la repetición. En Irlanda, el Ministro de Justicia, Dermot Ahern fue uno de los que secundó la iniciativa: "No lo concederán porque no somos nadie en el fútbol mundial, pero pongamos (a la FIFA) en el aprieto. Es lo menos que le deben a miles de jóvenes seguidores que se sienten desolados. Si se mantiene el resultado, se reforzará la idea de que conviene hacer trampas para vencer", manifestó.

En Francia fue la Ministra de Economía, Christine Lagarde, la que dio la cara por sus rivales: "Sería bueno que se volviera a jugar el partido. Estoy muy contenta de que Francia esté en el Mundial, pero es muy triste haberse clasificado con esta trampa", dijo.

Los irlandeses albergaban la esperanza de que pudiera darse un hecho como el del Uzbekistán-Bahrein de 2005. El partido tuvo que repetirse por un error técnico del árbitro que señaló un golpe franco a Bahrein después de que un uzbeko entrara en el área cuando se lanzaba un penalti, cuando la regla precisa que hubiera tenido que repetir la pena máxima.

Finalmente esto no sucederá y el encuentro queda como terminó cuando el sueco Martin Hansson pitó el final el pasado miércoles, dejando a Francia como la selección que viajará al Mundial.

Herny pide repetir el encuentro

"Repetir el partido sería la solución más equitativa", aseguró el futbolista francés en un comunicado enviado a un canal de televisión británico.

Las declaraciones de Henry se producen horas después de que la FIFA rechazara este jueves la petición de las autoridades irlandesas para repetir el encuentro del pasado miércoles.

La mano de Henry en el minuto 103 del partido permitió a su compañero William Gallas marcar el gol del empate frente a Irlanda, lo que supuso la clasificación de los galos para el Mundial de Sudáfrica.

"No soy un tramposo y nunca lo he sido. Fue una reacción instintiva a un balón que llegaba extremadamente rápido en un área de penalti muy poblada", explica Henry en su comunicado.

"Nunca he negado que controlé el balón con la mano. Se lo dije tras el partido a los jugadores irlandeses, al árbitro y a los periodistas", explicó.

Henry asegura que se siente "avergonzado" por la forma en que Francia obtuvo la victoria y se declaró "muy apenado" por Irlanda, que a su juicio "merece estar en el Mundial de Sudáfrica".

"Por supuesto que la solución más justa sería repetir el partido", subrayó, "pero eso está fuera de mi control. Poco puedo yo hacer fuera de admitir que el balón estuvo en contacto con mi mano antes del gol, y lo siento mucho por los irlandeses".

Temas relacionados: