Diciembre 3, 2009

Historia de los Mundiales desde la óptica de Francisco Maturana

Paradojas como la del eterno favoritismo de Holanda que 35 años después no termina de cuajar, o la del altísimo nivel que ofrece España a meses de Sudáfrica 2010, pero que puede frustrarse ante un duro escollo como Brasil, y todo por "la falta de historia" para avalar las credenciales.

Reglas, muchas duras e infranqueables, como la de que entre 208 federaciones de fútbol, solo 32 tienen cupo en la 'gran fiesta'.

Y promesas, muchas incumplidas, como la que de tiempo en tiempo proclama: "¡Este es el año de los africanos! Y al final, nada pasa".

Así está consignado en el cuaderno de apuntes de Francisco Maturana, el hombre que el miércoles recibió un premio a su obra y trayectoria concedido por el matutino bogotano 'El Espectador'.

Después de abandonar el banquillo de la selección de Trinidad y Tobago, el que también fue seleccionador de Colombia, Ecuador, Perú y Costa Rica se definió como un técnico "caprichoso".

"Yo me considero un técnico, todavía, pero más caprichoso. Ya no me sirve nada, ya analizo más. He tenido oportunidades y he dicho que no. Unas veces por lejos, otras por cerca, otras por inestabilidad", declaró en entrevista con Efe.

"Lo cierto del caso es que, como alguien me dijo de forma simpática, yo lo que quiero es dirigir la selección de Brasil desde Medellín", dijo en tono jocoso.

"Tuve la suerte de ser un líder de un grupo de personas, donde estaban dirigentes, jugadores, asistentes, utileros, y todos ellos son los responsables de esto. Yo, simplemente, soy el que tengo la suerte de que me distingan, pero el premio es para todos ellos", manifestó sobre el premio recibido.

Al comentar su trabajo, una suerte de 'agente secreto' al servicio de la FIFA, prácticamente descartó que en el próximo Mundial se produzcan sorpresas, o un "asalto a la historia".

"El fútbol tiene una magia. Si uno mira en toda su historia, los títulos apenas se los han repartido entre siete países (Alemania, Argentina, Brasil, Francia, Italia, Inglaterra y Uruguay). Por eso creo que en Sudáfrica no hay posibilidad de un asalto a la historia", comentó.

"Hay cosas que certifican lo raro que es el fútbol. Por ejemplo, en 1974 apareció una gran Holanda y se dijo que iba a ser campeón. Y ya lleva 35 años y no ha ganado. También uno ve que a Argentina le costaron las últimas eliminatorias, pero termina siendo favorita cuando llega al Mundial", agregó.

"Uno ve además a España como la que puede ser la mejor selección del mundo, que el título lo puede disputar con Brasil, pero no tiene una historia que la avale para ganar el campeonato. Y además, desde que yo me conozco, siempre están diciendo: ¡éste es el año de los africanos! Y no pasa nada. Así es el fútbol", afirmó.

Sobre el fracaso Colombia, que no asiste a un Mundial desde el de Francia'98, sugirió hacer "un diagnóstico desde la madurez", sin buscar culpables y con el objetivo de "encontrar los caminos".

Recordó que Colombia no tiene "el patrimonio de estar en todos los mundiales" y que es "uno más entre 208 federaciones".

Añadió que las que no se clasifican a un Mundial "no se pueden destruir" y sí trabajar con tranquilidad por una nueva oportunidad.

Sobre la posibilidad de que sea nombrado en la selección absoluta Leonel Álvarez, un ex centrocampista suyo que cumple con éxito su primera experiencia como entrenador, Maturana fue enfático: necesita aprender más.

"Me gustaría que llegara pero en el momento justo, porque la selección no se puede convertir en un crematorio. El cargo de seleccionador debe ser un puesto que no puede estar tan barato. Hay que dignificarlo a partir de una historia", sostuvo.

"A veces, con muy poquito estamos coronando reyes. Hay que tener paciencia porque el fútbol es muy especial, tiene sus códigos y todos los días nos da la posibilidad de aprender", puntualizó.

Temas relacionados: