Diciembre 26, 2009

La muerte también enlutó al deporte este año

El capitán del Espanyol, Dani Jarque, murió el pasado 8 de agosto como consecuencia de un ataque al corazón, cuando se encontraba en la habitación de un hotel de la localidad italiana de Coverciano, donde su equipo hacía la pretemporada.

Si el impacto que causó el fallecimiento repentino del joven jugador españolista fue tremendo, no menor fue el que produjo el pasado 15 de noviembre el del delantero mexicano Antonio de Nigris, futbolista del Larisa griego y ex jugador del Villarreal español, quien expiró cuando era trasladado a un hospital tras sentirse indispuesto en su domicilio. Al parecer, la causa del óbito fue un fallo cardíaco.

Cinco días antes, exactamente el día 10 de noviembre, el portero del Hannover 96 y de la selección alemana de fútbol y ex jugador, entre otros equipos, del Barcelona y Tenerife españoles, Robert Enke, de 32 años, se quitó la vida al arrojarse a las vías del tren. El guardameta, quien hacía unos años había perdido a una hija, padecía desde entonces de depresión.

También se suicidaron, al parecer, el boxeador chileno Cristán Moreno, de 22 años, y el futbolista croata, de 17 años, Tomislav Valentic.

Otra muerte que produjo gran sensación en este año fue la del ciclista belga Frank Vandenbroucke, de 34 años, quien fue hallado sin vida el pasado octubre en un hotel de Senegal, donde estaba de vacaciones. Según los primeros indicios, la causa del fallecimiento fue una embolia pulmonar.

En circunstancias parecidas encontró la muerte su compatriota y compañero de profesión Frederiek Nolf, de 21 años, quien fue encontrado sin vida el 5 de febrero, en un hotel de Qatar, donde estaba disputando una prueba.

Otras muertes súbitas fueron las del futbolista paraguayo Víctor Hugo Ávalos, quien jugó de centrocampista en clubes de Argentina, Chile y Colombia, y quien murió mientras festejaba la consecución de un gol en un partido de aficionados, el pasado 2 de abril; y la del baloncestista estadounidense Kevin Widemond, del equipo portugués Ovarense, quien falleció tras sufrir un ataque al corazón durante un tiempo muerto en un partido (26 de octubre).

También en Portugal, y mientras se entrenaba (19 de febrero), perdió la vida la campeona olímpica de lanzamiento de martillo en Sydney 2000, la polaca Kamila Skolimowska, de 26 años.

El rally Dakar, disputado en enero de 2009 por tierras argentinas y chilenas, se cobró la vida del motociclista francés Pascal Terry, de 49 años.

Igualmente perdieron la vida de forma violenta el jugador de fútbol americano Steve McNair, asesinado por su novia, quien se suicidó tras cometer el hecho. y el lanzador de peso estadounidense Dave Laut, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Angeles'84, quien falleció, tras ser tiroteado al lado de su domicilio.

El año asimismo se llevó para siempre a "Sir" Bobby Robson, denominado el último gran caballero del fútbol inglés; el ex jugador de la NBA Norm Van Lier; el japonés Hironoshin Furuhasi, vicepresidente de la Federación Internacional de Natación (FINA) y muchos más en una lista larga e irreversible.

Temas relacionados: