Enero 24, 2010

Ghana y Argelia, primeros semifinalistas de la Copa de África

Ofrecieron un partido tenso y dinámico Costa de Marfil y Argelia, un choque de diente afilado, de pierna fuerte, sin respiro para ambos equipos y en el que se sucedieron minutos de épica y fútbol de alto voltaje.

Iba a levantar el cuarto árbitro el cartel con el tiempo añadido cuando Keita, que acababa de sustituir a Kalou, marcó un golazo por toda la escuadra desde unos 30 metros. Uno de los mejores tantos en lo que va de campeonato, y Costa de Marfil rompía la igualada cuando ambos equipos esperaban ya la prórroga, ahora una quimera.

Pero, cosas del fútbol, aún encontró tiempo Argelia de enviar un centro en el minuto 91 y que Bouguerra rematase de cabeza. Un gol que los de Rabah Saadane venían mereciendo desde hacía muchos minutos por trabajo y ocasiones, por su empeño mayúsculo en doblegar a la ordenada defensa marfileña.

Llegaba la prórroga y atrás quedaba el tempranero gol de 'Los Elefantes', obra de Kalou (min. 4) que hizo bueno un balón que cayó a sus pies tras varios rechaces para depositarlo con un gusto exquisito en la red.

Atrás quedaba también el primer empate de los norteafricanos, obra de Matmou al borde del descanso desde fuera del área.

Y atrás quedaba un buen puñado de ocasiones para ambos equipos y 90 minutos de brega en un partido abierto, de ida y vuelta, a tumba abierta en la última media hora, donde ambas selecciones, las dos mundialistas, destaparon sobre la hierba del Estadio Chimandela lo mejor de su tarro de esencias.

El pase a semifinales iba a decidirse en media hora con dos equipos exhaustos de tanta entrega, y nada más comenzar el tiempo extra, Argelia dio de nuevo, esta vez por medio de Bouazza que cazó un centro pasado para rematar picado y de cabeza lejos de los guantes de Copa.

Con el depósito medio vacío en ambos equipos, el partido perdió intensidad pero no ocasiones. Las tuvo Costa de Marfil, la más clara un gol de Touré anulado por fuera de juego dudoso, para forzar los penaltis, y las tuvo Argelia, hasta tres, para sentenciar.

Pero ya no se movió el marcador y 'Los Elefantes' de Vahid Halihodzic, los máximos favoritos al principio del campeonato, hacen las maletas tras caer con una selección que ha ido de menos a más en este campeonato y que hoy enseñó por qué está entre las aspirantes a suceder a Egipto.

El primer partido de la tarde fue otra cosa. Un cuarto de hora tardó Ghana en echar por tierra los pronósticos de no pocos expertos en fútbol africano que habían apostado por Angola, sobre el papel el equipo pequeño, que venía de completar una primera fase notable.

Pero apareció a los 15 minutos Asamoah para lanzar un pase en profundidad con el que se hizo en carrera Gyan, que cruzó la pelota lejos del alcance de Carlos. Mandó callar el delantero ghanés a la grada del Estadio 11 de Novembro, que hasta entonces había empujado a su equipo hacia la meta de Kingson.

Con el estadio abarrotado Angola redobló esfuerzos y se lanzó al ataque, tenía aún 75 minutos para tratar de batir a Kingson y hacer valer su condición de equipo local.

Más por puro nervio que a consecuencia de un fútbol hilvanado y dominante, Angola comenzó a pisar el área ghanesa, con Flavio y Manucho muy activos.

Pero andaban los de Manuel José excesivamente ansiosos. Sobreactuaban los anfitriones. Tanto que a sus delanteros les faltó temple para acomodar el balón en la red ghanesa en un par de ocasiones de las que no se yerran.

Ghana se dispuso a aguantar las embestidas angoleñas, comenzó a acumular hombres por detrás del balón y se dispuso a esperar a que corriese el tiempo.

Los argumentos futbolísticos de Angola eran poco imaginativos y hasta primitivos, pero estaban repletos de testosterona, una sustancia que ha dado muchos réditos al fútbol.

Pudo haber empatado Angola. Flavio, Gilberto y Manucho tuvieron sus opciones, la más angustiosa para la grada en el tiempo de descuento, a la desesperada, con la pelota paseándose por la línea de gol sin que ningún jugador local acertase a empujarla, por lo que será Ghana quien dispute las semifinales.

Temas relacionados: