Febrero 4, 2010

Pablo Armero pide perdón a los hinchas del Palmeiras

"Infelizmente las cosas no están saliendo bien para mí. Es difícil explicar los motivos. Siempre que cometo un error sale un gol del adversario. Voy a continuar trabajando para intentar mejorar espero que Dios me ayude", dijo visiblemente triste el jugador a la prensa local.

En la derrota por 1-0 sufrida el domingo pasado ante el Corinthians, Armero lloró al ser sustituido antes de finalizar el primer tiempo. Antes de abandonar la cancha recibió una tarjeta amarilla por una falta injustificada sobre un rival.

El entrenador Muricy Ramalho pidió el miércoles a la afición brindar apoyo al defensor colombiano, quien fue una figura del equipo paulista en la pasada temporada.

Ramalho, después de un nuevo error del colombiano, criticado también en el empate 3-3 frente al Ituano, comentó: "en primer lugar, debemos citar que Armero tuvo un acto noble al pedir disculpas"

"Mucha gente dentro del fútbol no hace eso. Creo que la afición va a perdonar más fácil. Ahora tenemos que trabajar la falta de confianza de él. Es un jugador que necesita de tiempo", añadió el estratega.

Mientras en el Campeonato Paulista la suerte no le sonríe a extranjeros como Armero y el argentino Sergio Escudero, responsable el miércoles del penalti que le costó la derrota por 2-1 al Corinthians frente al Ponte Preta, otro foráneo viene en alza en los torneos regionales de comienzo de año en Brasil.

El uruguayo Sebastián 'el Loco' Abreu volvió marcó su segundo gol en el Campeonato Carioca en la victoria del Botafogo por 4-1 sobre el Madureira.