Febrero 10, 2010

Continúa la rápida recuperación de Salvador Cabañas

En una conferencia de prensa en el hospital de la Ciudad de México donde está el atacante, el médico mostró optimismo y señaló que aunque el riesgo de infección se mantiene, ya evalúan la posibilidad de trasladarlo a terapia intermedia.

"El edema disminuyó, presenta poco sangrado y su semblante se ve mucho mejor", dijo el especialista, quien agregó que la presión intracraneal se mantiene en rangos normales.

Cabañas, goleador de la selección de su país y de las Águilas del América del fútbol mexicano, estaba en un bar el pasado 25 de enero cuando recibió un balazo, en un altercado en el baño del sitio con un hombre llamado José Jorge Balderas, quien se dio a la fuga y es buscado en todo el país.

Después de cinco días iníciales en estado de coma inducido, se despertó y empezó a dar señales de mejoría al comunicarse con sus familiares y recibir a amigos como el defensa paraguayo Darío Verón, de los Pumas de la UNAM, con quien habló de fútbol.

El doctor Martínez reiteró que Cabañas come solo, su movimiento mejoró en los dos lados, su lenguaje es más fluido y tiene mejor fuerza y coordinación, sin embargo, se mantiene un poco alejado de la realidad, no pregunta nada sobre su situación, aunque sí sabe que está en un hospital.

Según el cuerpo médico, Cabañas será trasladado a terapia intermedia sólo si continúa su evolución, y entonces allí sí podría recibir la visita de sus hijos, si los doctores lo creen beneficioso.

Temas relacionados: