Febrero 23, 2010

Mourinho confesó por qué rechazó dirigir la Selección de Inglaterra

Preguntado sobre el reciente escándalo de la infidelidad en el matrimonio del jugador del Chelsea, John Terry, que le ha costado la capitanía de la selección inglesa, Mourinho decidió no comentar las medidas adoptadas contra el futbolista, pero sí habló del que podría haber sido su presente en el combinado de Inglaterra.

"Estoy de acuerdo sobre el hecho de que (Terry) conmigo ha sido un jugador y un capitán fantástico. No comento la decisión del seleccionador de Inglaterra, aunque hubiera podido serlo yo, y no comento las decisiones del propietario del Chelsea", dijo el portugués, en una rueda de prensa en la sede deportiva del Inter previa al encuentro del miércoles contra el equipo londinense.

"Yo podría haber sido entrenador de Inglaterra -añadió-. Cuando se me pidió, me sentí muy orgulloso. Por un lado lo quería hacer, por otro, no, porque me gusta entrenar todos los días. Y por eso dije que no.

El encuentro que este miércoles disputarán Inter y Chelsea en Milán, en partido de octavos de final de la Liga de Campeones tiene el morbo añadido de ver en el banquillo italiano a quien en su día fuera entrenador del equipo inglés.

A todo ello se suma el hecho de que el actual entrenador del Chelsea es precisamente quien hasta la pasada temporada era técnico del eterno rival del Inter, el Milán, el italiano Carlo Ancelotti, quien en declaraciones a la prensa inglesa ha además echado más leña al fuego, asegurando que toda Italia, salvo los aficionados "interistas" quieren que los ingleses ganen.

"Si (Ancelotti) lo dice es porque lo piensa o alguno se lo ha dicho, o quizá forma parte del clan también él. No sé. Yo pienso sólo en hacer mi trabajo. Estoy aquí para jugar un partido, nada más que esto", comentó el polémico entrenador, quien se negó a hablar de su sanción de tres partidos por gestos "teatreros" a los árbitros en Liga italiana.

Mourinho aseguró conocer bien al Chelsea, pero precisó que eso no quiere decir que el encuentro del miércoles vaya a ser más fácil para su equipo, es más, puede ser, según él, incluso, más complicado, para lo que citó el ejemplo de la primera vez que se enfrentó al Oporto tras su salida del club luso.

"Inter y Chelsea son dos equipos habituados a ganar, a jugar para ganar. No recuerdo un partido en el que el Chelsea haya entrado para defender o por un 0-0, y el Inter, igual. Espero, por tanto, un partido bonito, con espectáculo", comentó el técnico ‘nerazzurro'.

"Sería un entrenador decepcionado si mañana (miércoles) no hubiera un partido bonito. Nosotros queremos ganar el partido y jugaremos para ganar", sentenció.