Marzo 19, 2010

Duelo español, el plato fuerte en la Liga Europa

La perspectiva del fútbol español en la Liga Europa se amplía, al menos, hasta semifinales, donde tiene asegurada la presencia de uno de los representantes.

Valencia y Atlético de Madrid, que jugarán primero en Mestalla y luego en el Vicente Calderón, coinciden por primera vez en una competición europea. No hace mucho compartieron objetivos en una eliminatoria a doble partido. Fue en los cuartos de final de la Copa del Rey del 2008, que sacó adelante el Valencia, a la postre campeón, después de vencer en la final al Getafe.

El duelo español tendrá el regreso de Quique Sánchez Flores al estadio de Valencia. El técnico que condujo al conjunto rojiblanco tras ocupar el lugar de Abel Resino, al que situó en la final de la Copa del Rey y al que mantiene vivo en Europa, volverá al lugar donde se consolidó como jugador y donde arrancó en su carrera como técnico.

El triunfador del Valencia y el Atlético Madrid se medirá con el ganador del enfrentamiento entre el Benfica y Liverpool, dos de los tres ex campeones de la Copa de Europa (junto con el Hamburgo) que permanecen en este torneo.

Los 'Reds' conservan el cartel de favorito en la única competición que puede enmendar en parte una gris temporada. El equipo inglés visitará primero el Estádio da Luz, recinto del actual líder de la Liga de Portugal. La vuelta se jugará en Anfield Rose.

El sorteo dejó menos lustre en la parte alta del cuadro, con un camino teóricamente despejado para el anfitrión de la final, el Hamburgo, que aún sobrevive en el torneo.

Hamburgo, uno de los dos representantes del fútbol germano, junto al Wolfsburgo, enfrentará en cuartos de final al Standard Lieja, un histórico en horas menores, desplazado de la Liga de Campeones y de la lucha por el título de su país, sometido al dominio del Anderlecht y Brujas.

Se advierte como un adversario a medida para el equipo que entrena Bruno Labbadia, que podría protagonizar una semifinal germana si el Wolsfburgo tumba al Fulham inglés en cuartos.