Diciembre 17, 2010

Riquelme, Palermo y Falcioni dan mucho de qué hablar en Boca Juniors

Riquelme, la principal figura del equipo, se reunió esta semana con dirigentes del equipo y cumplió una promesa que había hecho hace unas semanas en una entrevista televisiva, precisó el diario deportivo Olé.

"Vamos a ver si el dinero que tengo que cobrar en este semestre se puede utilizar en beneficio del club. Como hincha del Boca yo no puedo cobrar, no me sentiría bien si lo hiciera", destacó el centrocampista.

El jugador, de 32 años, fue operado por una osteocondritis en su rodilla derecha en mayo pasado y, tras seis meses de inactividad, regresó a los campos de juego el 6 de noviembre en la derrota del Boca ante el Argentinos Juniors (0-2), en la decimotercera jornada del torneo Apertura.

Completó los 90 minutos de ese partido y el primer tiempo del siguiente ante el River Plate, pero una tendinitis aquiliana lo obligó a salir en el descanso y los médicos le recomendaron no jugar hasta el 2011.

Palermo dirá adiós en junio

El delantero confirmó este viernes que a mitad de año, cuando concluya su contrato con el Boca Juniors, colgará las botas, aunque dejó una puerta entreabierta para continuar en la actividad profesional si el equipo auriazul es campeón en el primer semestre de 2011.

"Ya lo tengo muy decidido. Lo vengo trabajando mucho con la psicóloga del club y ahora lo digo abiertamente que en junio me voy a retirar", destacó el punta, de 37 años, en declaraciones al canal de televisión Fox Sports.

"Quizás cuando se acerque la fecha y piense en el último partido, en la despedida, me cueste mucho más. Pero hoy por hoy la decisión está tomada. Tendría que pasar algo raro para que siguiera, aunque en mi carrera siempre han pasado cosas extraordinarias", comentó.

En ese sentido, Palermo dijo que una de las cosas que podrían hacerle cambiar de opinión es si el Boca logra el título del torneo Clausura, que se disputará en el primer semestre de 2011, y en consecuencia se clasifica para la Copa Libertadores del año siguiente.

El lunes pasado, Martín Palermo marcó el gol número 300 de su carrera profesional en el empate 1-1 entre el Boca y el Gimnasia y Esgrima La Plata en la última jornada del torneo Apertura.

Con ese gol se convirtió en el máximo artillero (18 tantos) del fútbol argentino en la suma de los dos torneos (Clausura y Apertura) disputados en 2010.

Los registros de Palermo incluyen 36 goles con la camiseta del Estudiantes de La Plata, 230 con la del Boca Juniors, 25 en el fútbol español (Betis, Villarreal y Alavés) y nueve con la selección argentina.

El máximo goleador de la historia del Boca, con el que ha ganado 14 títulos de campeón, también inscribió su nombre en los récords de la FIFA al haber sido el jugador más veterano (36 años) en marcar un tanto en un Mundial (el 22 de junio ante Grecia en Sudáfrica 2010).

Se complica la llegada de Falcioni

Aunque los directivos del club xeneize aguardan el arribo del técnico Julio César Falcioni, su actual equipo, Bandfield, reclama un resarcimiento económico bastante elevado al estratega para liberarlo, lo que ha complicado su desvinculación.

Fuentes cercanas a las negociaciones afirmaron que estas continúan y que se espera que en los próximos días Falcioni se convierta en el nuevo entrenador del Boca, con el que ya tiene acordado su contrato.

La prensa deportiva especula que si se concreta la llegada del técnico, el equipo más popular de Argentina intentará fichar al portero argentino Oscar Ustari, a quien Falcioni hizo debutar en la primera división del Independiente en 2005.

El portero, que integró la plantilla argentina que disputó el Mundial de Alemania en 2006, llegó al Getafe en julio de 2007 a cambio de 8 millones de euros.