Abril 26, 2011

Teófilo Gutiérrez se queja de ser discriminado en el fútbol argentino

Gutiérrez, que ha marcado siete goles para el equipo albiceleste, fue el domingo pasado protagonista de dos jugadas polémicas en el partido que el Racing perdió con el Argentinos Juniors (2-1) en la undécima jornada del torneo Clausura.

La primera ocurrió a los 60 minutos, cuando, con el marcador empatado a uno, el colombino ingresó en el área del equipo local y el defensa Santiago Gentiletti lo cruzó con infracción.

En vez de sancionar penalti, como correspondía, el árbitro Juan Pablo Pompei amonestó por una supuesta simulación al colombiano, con lo que el delantero sumó la quinta cartulina amarilla y quedó automáticamente suspendido para el choque contra el River Plate, el próximo sábado.

Sin embargo, Pompei admitió este martes su error ante el Tribunal de Disciplina y Gutiérrez será habilitado.

La segunda polémica se produjo a minutos del final del citado partido, cuando Gutiérrez cometió una brusca infracción contra el jugador Mauro Bogado, que debió haber sido sancionada con una expulsión.

"Lo entiendo a Bogado. Me pongo en el lugar de él y acepto su reacción. Se me va largo el balón y choco con él. No quise agredirlo. No tuve mala fe", comentó al recordar unas declaraciones del volante del Argentinos Juniors, quien opinó que el punta colombiano tuvo "mala intención" en esa jugada.

"Él me dijo '¡negro mala leche, la puta que te parió!'. Son cosas del fútbol y lo entiendo. Cuando terminó el partido fui a abrazarlo al vestuario y no quiso. Ahora lo voy a llamar para disculparme", indicó.

Para Gutiérrez, el color de su piel y su condición de extranjero lo hacen sentir discriminado.

"Soy negro y soy feliz así. A mí me escupen, me insultan y no digo nada. Tengo que entender que estoy en tierra ajena. En el fútbol argentino me hacen sentir que soy extranjero, pero estoy orgulloso de ser negro", insistió.

"Por eso -concluyó-, cuando alguno me dice ¡negro¡, yo le respondo ¡bueno, blanco¡, y ahí se termina todo".