Septiembre 12, 2009

Rosario central continúa liderando el Torneo Apertura argentino

En poco menos de dos meses el director técnico del onceno rosarino logró conformar un grupo con mayoría de futbolistas surgidos de la cantera, convirtiéndolo en el equipo revelación de las primeras fechas del torneo.

Debido a su bajo promedio de puntos en las últimas tres temporadas, el Rosario Central comenzó el Apertura con la necesidad de situarse entre los candidatos al título para alejarse de los puestos del descenso.

Sus victorias sobre Racing de Avellaneda, Tigre, River Plate y Chacarita han roto todos los pronósticos, ya que el equipo rosarino tuvo pocas incorporaciones durante el receso.

Boca, preocupado

El cuadro de Alfio Basile cayó derrotado  por el Atlético Tucumán (2-0)  y comienza a quedar rezagado en la tabla de posiciones a siete puntos del líder Rosario Central.

Los goles anotados por Juan Pereyra (m.14) y Fabio Escobar (m.68) pusieron de rodillas al equipo que dirige Alfio Basile, superado durante todo el encuentro por un rival que ha logrado su segunda victoria tras su ascenso a la primera categoría a mediados de año.

El primer traspiés boquense en la competición ha provocado preocupación entre sus seguidores por sus bajos rendimientos individuales y la casi nula respuesta colectiva.

Boca, que antes de viajar a Tucumán había ganado un partido y empatado dos, mostró en esta cuarta jornada su peor imagen del año, con una defensa frágil, una línea de medios errática y un Juan Román Riquelme desbordado por la responsabilidad de tener que hacerlo todo.

Las bajas por lesiones del lateral Hugo Ibarra, el defensa paraguayo Claudio Morel, el medio centro Sebastián Battaglia y el punta Pablo Mouche debilitaron su estructura.

Otros resultados

Viernes:

Racing 1- Gimnasia y Esgrima
Newell's Old Boys 0-1 Argentinos Juniors

Sábado:

Chacarita Juniors 0-0 Rosario Central
Vélez Sarsfield 0-0 San Lorenzo
Tigre 1-2 Arsenal
Atlético Tucumán 2-0 Boca Juniors

Domingo:

Lanús-Banfield
River Plate-Colón
Estudiantes-Independiente
Godoy Cruz-Huracán