Enero 4, 2010

Boca Juniors, el peor equipo de Argentina en materia económica

Los balances de 2009 de los 20 clubes de la máxima categoría del fútbol argentino muestran que sólo Racing, Colón, Chacarita Juniors, Lanús y Godoy Cruz terminaron el año pasado con ganancias, destaca el informe, elaborado por el diario bonaerense La Nación.

En la clasificación de pasivos más abultados, el segundo puesto lo ocupa Independiente, con un "rojo" de 34,9 millones de dólares, seguido por River Plate, con 33,4 millones, Newell's Old Boys, con 22,6 millones, y San Lorenzo, con 18,6 millones de dólares.

Los cinco primeros puestos de la lista de "rojos" son ocupados por cuatro de los clubes más populares del país: Boca Juniors, River Plate, Independiente y San Lorenzo, mientras que Racing, el quinto "grande" de la liga, aparece en el séptimo puesto, con un déficit por 18,5 millones de dólares.

Lanús ha sido el club que más dinero ganó el año pasado, unos 3,4 millones de dólares, gracias a la venta de jugadores y una economía "sana" que le ha permitido tener unos 15 millones de dólares ahorrados en un banco, declaró al periódico Alejandro Marón, uno de los directivos del club.

Racing, que lucha por no perder la categoría, obtuvo el año pasado un superávit de 684.000 dólares, el primero que logra desde que la administración del club volvió a manos de los socios, en 2007.

Colón, de la provincia de Santa Fe, cerró el año pasado con un superávit por 631.000 dólares, mientras que Godoy Cruz, de Mendoza, registró un balance favorable por 171.000 y Chacarita Juniors con otro por 44.000 dólares.

Boca Juniors tiene la plantilla más cara del fútbol local, en la que destacan el ex internacional argentino Juan Riquelme y los paraguayos Julio César Cáceres y Claudio Morel Rodríguez, entre otros.

El River Plate, tradicional rival de los boquenses, "está en coma cuatro", según admitió este jueves Daniel Passarella, quien asumió la presidencia riverplatense a comienzos del mes pasado.

Passarella, quien se inició como jugador en River y fue seleccionador de Argentina entre 1995 y 1998, se lamentó de que el club tiene un déficit mensual de un millón de dólares y no prevé hacer grandes fichajes para el próximo campeonato.