Marzo 22, 2010

El clásico Boca-River se jugará el jueves

En un principio, los 80 minutos que restan de partido iban a disputarse el miércoles, día no laborable en el país en recordación del 34 aniversario del golpe de Estado, pero finalmente se estableció el jueves como fecha definitiva.

Para este cambio fue clave la opinión del Gobierno, que consideró que no era conveniente que en un día tan sensible para el país se llevara a cabo una "fiesta deportiva" como es el denominado 'superclásico'.

Este domingo, el encuentro fue suspendido por el árbitro Héctor Baldassi a los 10 minutos, cuando igualaban a cero, debido a que el balón dejó de deslizarse en el campo de juego del estadio 'La Bombonera', en momentos en que la lluvia que caía sobre Buenos Aires era torrencial

Los jugadores pidieron al árbitro que permitiera la continuidad del encuentro, o que esperara algunos minutos a que cesara la lluvia, pero éste indicó que era imposible debido a que las líneas del rectángulo de juego ya no eran visibles.

Esta es la primera vez que un derbi entre los conjuntos más populares de Argentina se suspende una vez comenzado desde el primero que disputaron en 1910.

El choque correspondiente a la décima jornada del torneo Clausura 2010 del fútbol argentino enfrentaba a dos equipos en crisis, necesitados de una victoria para aliviar los males que les apearon tempranamente de la lucha por el título.

Uno de los atractivos del clásico es la posibilidad de que el delantero Martín Palermo se convierta en el máximo goleador en la centenaria historia boquense.
Palermo igualó el día 3 de este mes la marca de 218 tantos establecida por Roberto Cherro en 1938.