Diciembre 1, 2008

"Incitación a la violencia" tiene a Riquelme en la mira de la justicia

Ni bien derrotó al portero Pablo Migliore con un violento disparo, Juan Román Riquelme corrió hacia el sector donde estaba ubicado quien le agredía de palabra y lo señaló con el dedo, lo que motivó que otros simpatizantes corrieran a insultar al hincha.

"Las leyes contravencionales y penales contemplan este tipo de actitudes. Si Riquelme es condenado o no surgirá de una investigación", sostuvo el fiscal Luis Cevasco en declaraciones radiales.

"Lo que hizo provocó una reacción hacia el joven. No pasó nada, pero pudo haber pasado", apuntó.

En declaraciones a la televisión, Riquelme dijo que no hizo "nada malo" y consideró que los hinchas "no tienen derecho a insultar porque pagan una entrada".

"Sólo le dije: Gritá el gol ahora. Él no tiene derecho a insultar tanto, a agarrarse los testículos como lo hacía durante el partido con los jugadores de Boca", explicó.

"Hay gente que paga la entrada y cree que nos puede insultar durante dos horas. Nosotros estamos trabajando", se defendió.

Juan Carlos Crespi, uno de los vicepresidentes de Boca, le quitó dramatismo a la situación al indicar que "no se trató de un agravio para incitar a la violencia".

"Juan Román es un tipo educado. No creo que haya querido insultar a nadie", destacó Crespi.

El joven involucrado en la situación, en tanto, lamentó el hecho y dijo que se trató de un "malentendido".

Agustín, como se identificó, pidió "disculpas" a Riquelme y aseguró que no es menor de edad, sino que tiene 21 años.

En caso de ser encontrado culpable, Riquelme podría ser sancionado con una multa o condenado a realizar trabajos comunitarios, una figura legal que en Argentina se conoce como 'probation'.

El internacional marcó el domingo los dos goles de Boca, que lidera la clasificación a dos jornadas de la conclusión del Torneo Apertura.

Buenos Aires (Argentina)

Temas relacionados: