Agosto 10, 2010

La llama del América se vuelve a encender

Más allá de que en 2008 el cuadro vallecaucano logró conseguir el título del torneo Finalización con los bolsillos vacíos, el camino de los escarlatas ha sido espinoso en el último tiempo. Ese éxito deportivo de hace un par de años, el decimotercero de su historia en el campeonato colombiano, sólo fue un velo que escondió por un momento las dificultades.

En números, cerca de 7.500 millones de pesos en pasivos han llevado al América a estar contra las cuerdas. Al municipio se le deben más de dos mil millones, a la DIAN cerca de tres mil millones y a sus empleados otros tres mil.

El dinero del narcotráfico que permeó la institución conllevó finalmente a la decadencia. La institución fue incluida en 1998 en la Lista Clinton, del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, lo cual imposibilitó que pudiera hacer transacciones financieras, tener patrocinios o cuenta bancaria, entre otras prohibiciones.

Sin embargo, desde finales de 2008 y comienzos del año pasado empezó la idea de crear un Nuevo América, una sociedad anónima que incluyera a los aficionados como propietarios. La denominada democratización.

Mauricio Rivas, presidente de esa nueva figura, acaba de anunciar en ese sentido una noticia alentadora. La camiseta del equipo volverá a tener un patrocinador privado (de motocicletas) al menos durante un año y medio y con ello llegarán más recursos que servirán para pagar sueldos y las distintas acreencias laborales.

"Para nosotros eso es muy importante, es como la primera piedra del edificio que queremos formar", aseguró Rivas.

En entrevista con Caracoltv.com, Rivas se mostró además optimista frente al proceso de venta de acciones (cada una tiene un valor de un millón de pesos), a pesar de que el inicio no fue el mejor. "Es un proceso", aclaró al respecto el también asesor de la Alcaldía de Cali.

Todo esto se presenta luego de un triunfo alentador en la cancha. El pasado fin de semana, el cuadro escarlata le ganó al Cortuluá en el estadio 12 de Octubre, escenario que a propósito será de ahora en adelante la casa del América mientras se adecúa el Pascual Guerrero para el Mundial sub 20 de 2011, y le tomó seis puntos de diferencia a su rival de turno en la tabla del descenso.

Asimismo, Harold Lozano, asistente técnico, dejó entrever que él y los jugadores están felices de pertenecer a una institución insignia del fútbol colombiano y agregó que "América es América desde donde se le mire (...) nosotros entrenamos para ser campeones, si no, no estaríamos aquí".

Jorge Bermúdez, actual entrenador del equipo, manifestó hace apenas unos días que América tiene muchos enemigos que lo quieren hundir. Pero también hay otros que lo quieren sacar a flote. En esas lides andan por ahora los impulsores administrativos del Nuevo América. Mientras tanto, en palabras de Lozano, los demás deben dedicarse "a jugar".

Javier A. Borda Díaz

[email protected]