Septiembre 3, 2010

Renunciaron todos los jugadores del Pereira

El caso más revelador de la situación en el Deportivo Pereira se conoció este viernes. El defensa colombiano Ronald Quintero se desmayó durante un entrenamiento del equipo por falta de alimentación, según señalaron algunos de sus compañeros.

El defensa Farid Díaz manifestó que Quintero se desmayó supuestamente porque no había comido.

Esta declaración la ratificó el capitán del equipo, Gustavo Victoria, quien manifestó que la grave crisis económica del club ha llegado al extremo de que muchos de los jugadores no tienen recursos para comprar comida, por eso todos decidieron renunciar y no jugar el próximo domingo contra el Cortuluá, luego de que no les pagaran alguno de los meses que les adeudan.

"Algunos compañeros no tienen para alimentarse por lo que decidimos no jugar este domingo. Nosotros no podemos pagar el mercado", aseguró Victoria a medios de prensa locales.

Otros jugadores, que prefirieron omitir su identidad, afirmaron que "es difícil pensar en un partido cuando pasas por tantas necesidades al lado de tu familia".

"Es que los directivos no se han comprometido con nada, dicen que no tienen un peso y están esperando a que salga una negociación que tienen pendiente, pero eso no ayuda a los jugadores que en este momento están aguantando hambre", enfatizó Victoria.

El Deportivo Pereira, que marcha penúltimo en la clasificación general del Torneo Finalización colombiano con tan solo dos puntos, le debe a sus jugadores cerca de cuatro meses de salario.

Por su parte, el gerente administrativo del Deportivo Pereira, Rubén Darío Henao, ha manifestado que durante los últimos días se ha gestionado la llegada de unos inversionistas extranjeros que se harían acreedores del 85 por ciento de las acciones de la institución.

De llegarse a un acuerdo, el equipo de Pereira estaría firmando un contrato cercano a los 300.000 dólares que sacarían al club de la difícil situación económica por la que atraviesa.

Al igual que el Deportivo Pereira, otros equipos como el América de Cali, el Deportes Quindío y el Once Caldas han amenazado con hacer huelgas por la falta de pagos de sus respectivos directivos.

Temas relacionados: