Mayo 29, 2011

Millonarios avanza a semifinales desde el punto penalti

Emotivo, de principio a fin, resultó el juego de este domingo en el estadio Palogrande de Manizales. 

Once Caldas, que inició el partido con desventaja en la serie de 1-0, salió desde el primer minuto como un toro de casta a embestir a su rival.

Wason Rentería, aquel que había desperdiciado dos tantos increíbles el jueves en Bogotá, volvió a fallar en las primeras de cambio, esta vez ante su público, tras remate por encima del arco cuando los hinchas ‘albos' ya tenían listas sus gargantas para gritar el gol.

Para no quedarse atrás en la feria del desperdicio, pocos minutos después sería Dayro Moreno el que se lamentaba. Claro que esta vez por culpa del arquero Ramos, que con las yemas de sus dedos desvió el balón por lo alto de su cabaña.

Millonarios lucía incómodo. Trataba de aprovechar la velocidad en contraataque de su dado de alta tras sanción, Edinson Toloza, pero no encontraba la claridad suficiente para hacer daño.

Once Caldas, por su parte, no se desesperó y en el minuto 21 celebró el tanto de la igualdad en la serie. Rentería aprovechó el centro a ras de pasto de su compañero Luis Núñez y la equivocación de Juan Guillermo Domíngez, que no atinó a rechazar el balón, para acomodar la esférica a su pierna derecha y soltar un potente remate que dejó sin posibilidad al arquero Ramos.

El 1-0, que hacía justicia, obligó a Millonarios a buscar un poco más el arco contrario. Y los ‘azules', en una descolgada por izquierda, estuvieron muy cerca de la paridad. Toloza quedó ‘mano a mano' con Luis Martínez y este tapó, en el rebote Robayo lo intentó de nuevo, con tan mala suerte para el volante ‘azul' que Elkin Calle interceptó el disparo sobre la línea de gol.

El juego se hizo abierto. Los dos equipos se jugaron el ‘todo por el todo' en ataque, sin que hubiera mucho filtro en la mitad del terreno.

Sobre el final de los primeros 45 minutos, el ingresado al encuentro por el lesionado Robayo, José Tancredi, tuvo en sus botines el empate pero su remate fue controlado muy bien por el arquero Martínez.

Segundo tiempo

Para la etapa complementaria el vértigo se mantuvo. Toloza fue el primero en intentar el desequilibrio pero ‘Neco', otra vez, reaccionó con prestancia.

Once Caldas se sacudió en busca de hacer respetar su campo y creó tres ocasiones clarísimas de gol a través de Mario González, Dayro Moreno y Wason Rentería. El primero en mención remató por encima del arco y a los otros dos les detuvo el figurón, Ramos.

Los minutos pasaron y el tiro libre se convirtió en una buena fórmula de los equipos para intentar hacer daño.

Toloza y Candelo estuvieron muy cerca de celebrar por esa vía, pero Martínez, en primera instancia y algo de falta de puntería, en la segunda, lo impidieron.

Por parte del Once Caldas Dayro Moreno llevó el peligro, con la suerte a su espalda. El remate se estrelló en el palo.

Ya todo estaba escrito en los 90 minutos. Ante la impotencia de los conjuntos de definir en el terreno, los remates desde el punto penalti se encargaron de sentenciar el paso a la siguiente ronda.

Millonarios empezó la tanta desde los 11 pasos con Mayer Candelo, quien anotó. A él le siguieron en el gol Nelson Ramos, Carlos Preciado, Édinson Toloza y José Luis Tancredi. El quinto lo erró Juan Guillermo Domínguez.

Por parte de Once Caldas anotaron Luis Núñez, Carlos Carbonero, Jhon Freddy Pajoy y Dayro Moreno. Fallaron Wason Rentería (el cuarto) y Luis Henríquez (el sexto).

Con el marcador final de 5-4 en la tanda de tiros penaltis, Millonarios se clasificó a las semifinales, fase a la que no accedía desde el 2007, cuando avanzó bajo el mando del hoy técnico del Once Caldas, Juan Carlos Osorio.

El equipo azul ahora enfrentará a La Equidad, vencedor en su serie ante Envigado.

Tolima un día atrás ya había logrado también su tiquete tras empatar 1-1 ante Cúcuta y dejar el global de la serie en 4-2.

 

Lea acá la crónica de la clasificación de La Equidad

Lea acá la crónica de la clasificación de Tolima