Junio 5, 2011

Atlético Nacional tuvo un placentero regreso a casa

Atlético Nacional pudo utilizar este domingo el estadio de Medellín luego de su periplo por Itagüí, Guarne y Cúcuta. Lo hizo en el momento preciso, la semifinal del Torneo Apertura, ante un rival tan difícil como el Tolima.

Se notó la localía. Su público lo empujo a la victoria. Tal vez por eso, careció de buen fútbol y le sobró entrega.

Macnelly Torres tuvo otra tarde de altas y bajas. El creativo no termina de engranar y eso lo siente su equipo, necesitado de un conductor fijo.

El once de Santiago Escobar cambia el colectivo por las individualidades. Cuando no está Torres aparece la explosión de Ibarbo, el cambio de ritmo de John Valencia, la gambeta de Carlos Rentería o los disparos de Dorlan Pabón.

Fue esa, justamente, el arma verdolaga favorita en el juego de ida de la semifinal.  Pabón disparó cada vez que quiso al arco tolimense defendido por el paraguayo Anthony Silva.

Por esa vía consiguió dos goles el popular ‘Memín'. El primero a los 18 minutos, más por regalo de la zaga ‘vinotinto y oro' en un mal rechazo de Julián Hurtado que aprovechó Pabón para fusilar.

La segunda diana la coronó de pierna izquierda, al minuto 49, en una etapa complementaria en la que ambos equipos salieron con más hambre. Dorlan se llevó en velocidad a los centrales visitantes y disparó ceñido a un palo. Su noveno tanto del campeonato significó una ventaja mayor para Nacional.

Deportes Tolima, empero, estaba dispuesto a reaccionar. Si bien no encontró el camino de siempre, propuso en el Atanasio Girardot. Así, tres minutos después del tanto verdolaga, obtendría el descuento.

Jugada de Cristian Marrugo y Danny Santoya que sirvió para Wilmer Parra Cadena. El delantero (52') no falló dentro del área y venció a Gastón Pezzuti.

Con el 2-1 parcial, Tolima se sintió más cómodo. Pensaba que la diferencia mínima era una buena oportunidad para definir la serie en casa. Hernán Torres probó variantes defensivas y por poco le salen.

El entrenador tolimense no contaba con un cabezazo de Jairo Palomino (86') cuando muchos ya pensaban en el juego en Ibagué. El mediocampista saltó más que todos luego de un tiro libre de costado para vencer por tercera vez a Silva. Su cabezazo fue potente, ajustado y esperanzador. Gracias a él, Nacional se lleva al encuentro de vuelta en Ibagué dos tantos de ventaja.

El miércoles, precisamente, se sabrá qué tan valioso fue el botín. Tolima es fuerte en casa y tiene ante sí la oportunidad de cuajar con título un buen torneo de una vez por todas. No tendrá a su motor, Marrugo, expulsado antes del pitazo final por el árbitro Luis Sánchez.

Resultados de la semifinal

Juegos de ida 

Millonarios 2-2 La Equidad

Nacional 3-1 Tolima

Juegos de vuelta (miércoles 8 de junio)

La Equidad vs. Millonarios (estadio de Techo en Bogotá)

Tolima vs. Nacional (estadio Manuel Murillo Toro en Ibagué)