Enero 5, 2009

Millonarios ya tiene dolor de cabeza

Incertidumbre, el primer lugar común de los "azules" en 2009. Mientras muchos equipos confeccionan sus plantillas y piensan en los primeros retos de la Copa Mustang I, que se iniciará en febrero, Millonarios no tiene los suficientes hombres para disputar un partido de práctica.

Un solo refuerzo, el volante argentino Carlos Marinelli, no alcanza para que Quintabani se de por bien servido en el inicio del año.

Como es habitual, sobran posibles nuevos futbolistas. Esta temporada, el defensor Rubén Darío Bustos encabeza el ramillete de "casi contratados".

"Las realidades son cuando el jugador está acá y firma, de resto son posibilidades. Nosotros no queremos tener una nómina extensa, queremos tener una nómina acorde a las necesidades", manifestó el entrenador.

"Uno ya espera que empezando pretemporada ya estuviera un grupo de 16, 18 jugadores. Apenas somos 10, 12 y con un solo refuerzo, así que para mí, preocupa", agregó el volante Rafael Robayo.

A la tardanza en los traspasos se suma la falta de puntos de encuentro salariales entre dirigencia y futbolistas. El capitán Gerardo Bedoya quiere permanecer en Bogotá, pero aún no define cuánto ganará en 2009.

Según el mediocampista, "La idea es seguir en Millonarios, he estado contento acá, he estado tranquilo y el día que salga, quisiera salir por la puerta grande, obteniendo cosas importantes".

El panorama se agrava ante la posibilidad de que el arquero Óscar Córdoba deje el club. El experimentado número "1" tiene la oportunidad de regresar a Boca Juniors de Argentina tras el nombramiento de Carlos Bianchi como director deportivo del equipo "xeneize".

"Boca me brindó muchas cosas, ahora tengo la oportunidad de estar en Millonarios. Solamente que se está dando la oportunidad de regresar y las puertas están abiertas para ambas instituciones", explicó el "cuidapalos".

Entre las nuevas ausencias, el lunes brilló la del defensor Iván Hurtado. Quintabani no conoce los motivos por los que el defensor no se presentó al trabajo.

Eso sí, los que llegaron, llegaron con ganas. Milton Rodríguez y Luis Tejada, los delanteros que ya finan puntería para la Copa Mustang I, dejaron claras sus intenciones de revancha tras quedarse por fuera de los cuadrangulares en el pasado Torneo Finalización.

"Quiero continuar, quiero sacarme esa espinita que nos dejó el 2008", aclaró Rodríguez.

"Yo me siento en deuda, porque a mí me trajeron para un buen propósito y no pude obtener el objetivo. Ya esta vez estoy empezando en cero con el grupo", concluyó Tejada.

Ante la soledad, Millonarios debió llamar a las reservas. Para poder practicar el lunes, catorce futbolistas de las divisiones inferiores se unieron a los once profesionales en el terreno de juego.

Bogotá