Enero 8, 2009

Freddy Grisales se unió a los entrenamientos del Envigado

Luego de actuar en la selección colombiana y en reconocidos equipos del fútbol suramericano: Atlético Nacional y Medellín (Colombia), Barcelona (Ecuador), y San Lorenzo, Colón e Independiente (Argentina), el experimentado Freddy Grisales está muy cerca de ser nuevo jugador de Envigado.

"Totono" espera que en las próximas horas envíen de Argentina la carta en la que se le libera de Independiente, equipo con el que jugó pocos minutos en el 2008 y del que salió por sus reiterados altercados con el ex entrenador del club, Claudio Borghi.

Para Grisales, la posibilidad de regresar al fútbol colombiano, tras dos años de ausencia, se convierte en un gran estímulo, de cara a lo que será la temporada 2009.

"Lo importante es que empecé a entrenar. Esperemos, con la ayuda de Dios, hacer las cosas bien y quedarme acá", señaló el jugador de 33 años.

El volante antioqueño aclaró que lo que se ha dicho sobre su incorporación a otros equipos son sólo rumores y que por eso está vestido de "naranja", esperando el permiso para poder firmar contrato.

"Ofertas hay, pero ya le di la palabra a Envigado y esperemos que así sea", manifestó el mediocampista.

"Totono" está ansioso y no ve la hora de volver a entrar en competencia con el equipo "naranja", en el que formaría una dupla importante al lado de Néider Morantes, con quien ya jugó en Atlético Nacional por más de cuatro años.

"Hay buenos jugadores, buenos elementos, pero la realidad del fútbol es que es un grupo. Usted puede tener muy buena herramienta de trabajo, pero si no la sabe usar no sirve para nada", concluyó Grisales.

Mientras se resuelve la situación del experimentado jugador, otro que entrena con la escuadra envigadeña es el delantero Eudalio Arriaga, quien espera quedarse en el equipo o, de lo contrario, empezar a buscar nuevos horizontes para el año que empieza.

Envigado iniciará el torneo colombiano con uno de los promedios más bajos en la tabla del descenso, por lo que salvar la categoría se convierte en el primer objetivo a cumplir.

Envigado (Antioquia)