Enero 29, 2009

La novela tuvo final feliz, Tolima sí jugará la Copa Mustang I

Aunque persiste la crisis económica que se generó por el retiro de su principal patrocinador y la poca venta de boletas para los partidos del año anterior, los ‘pijaos' medirán fuerzas con Deportes Quindío en su primer duelo oficial del año.

La continuidad fue confirmada por el presidente y máximo accionista de la institución, Gabriel Camargo, y el director técnico Hernán Torres.

Tolima le había presentado a la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) su renuncia al considerar que no podía sostener la economía de una plantilla competitiva.

El rector del balompié local no aceptó la salida y le advirtió que de persistir en su intención, perdería el reconocimiento como equipo de Primera División por un año y al regresar a competencia, debería actuar en la ‘Primera B' (Segunda).

Ante la crisis, el Tolima buscó y recibió apoyo económico por parte de las autoridades de su ciudad, de su departamento, y de empresas públicas y privadas de la región. Además, anunció la venta de acciones para ‘democratizar' al equipo y equilibrar las finazas.

"Vamos a acogernos a las disposiciones de la Dimayor, y vamos a jugar el torneo, pero la verdad esto no es más que un 'pañito de agua tibia' porque el problema económico sigue latente", señaló Camargo.

"Después de muchos sufrimientos y penalidades y sin tener la plata para sufragar todos los gastos, es necesario que todos los entes gubernamentales den estricto cumplimiento a los compromisos adquiridos con el club, y que la gobernación y la alcaldía hagan parte de la junta directiva del club para poder salir adelante", agregó el dirigente, quien descartó un cambio de sese.

"Mientras esté vivo el equipo no se irá de la capital del Tolima".

Temas relacionados: