Febrero 3, 2009

Nacional pierde plata y pleitos antes de la Copa Mustang I

Mientras el plantel profesional ajusta líneas para el comienzo de la temporada-2009, el presidente del Nacional, Víctor Marulanda, echa cuentas y hace esfuerzos para cumplir con las obligaciones económicas, como la nómina, por ejemplo, que no es nada baja.

El dirigente explicó las consecuencias de jugar los partidos frente al América y el Quindío sin público, por la sanción que le aplicó la Dimayor tras el mal comportamiento del público en el último juego en el estadio Atanasio Girardot, el año pasado.

A eso se suma el castigo de la Alcaldía, de no permitir el ingreso de hinchas la tribuna sur en los duelos con Millonarios y Medellín.

Las consecuencias son inmediatas puesto que la construcción de las canchas de la sede en Guarne debe suspenderse hasta que el equipo recupere su liquidez.

La gestiones ante la Dimayor no surtieron efecto, pues el antecedente que había con el Cali, que en el primer semestre de 2008 fue sancionado por tres fechas para jugar a puerta cerrada por hechos similares, hizo que se mantuviera la decisión.

Otra gestión en la que tampoco pudieron hacer nada fue con la suspensión de seis jornadas a Giovanni Moreno, quien agredió a un árbitro en un juego amistoso en San Andrés.

"Después de ver otro video que nos llegó, decidimos no apelar ni reponer porque el hecho es muy evidente. Que el jugador asuma las consecuencias disciplinarias como profesional que es", advirtió Marulanda, al señalar que el hecho será analizado por el Tribunal Disciplinario del club.

La situación de Humberto Mendoza está congelada. Marulanda aseguró que en este momento no tienen ofertas concretas por él de ningún club, así que debe seguir entrenando con el equipo. Finalmente, Luis Tejada fue descartado porque de por medio está el América.

Medellín (Antioquia)