Abril 21, 2009

La suerte de Luis Fernando Suarez quedó en manos de las directivas de Nacional

En horas de la mañana, el estratega Suarez cumplió con lo que había anunciado un día atrás, luego de que su equipo perdiera 1-2 con Deportivo Cali en la duodécima jornada de la Copa Mustang.

Suarez le entregó personalmente su carta de dimisión al presidente Marulanda, quien manifestó que antes de tomar una decisión sobre la salida o continuidad del entrenador se tenía "que hacer un estudio desde el comité ejecutivo".

A su llegada a la sede administrativa del club, Suárez manifestó que dejaba "en total libertad, por dignidad, el puesto de entrenador a la junta directiva de Nacional".

Suarez habló también en nombre del preparador físico, Carlos Gutiérrez, y del entrenador de arqueros Lorenzo Carrabs.

Con la renuncia del técnico y sus colaboradores, igualmente se produjo la del defensor central Humberto Mendoza, quien expresó su deseo de no continuar en la institución.

"Le dije al presidente que de ahora en adelante no contara conmigo para los partidos. Son seis fechas", manifestó Mendoza.

A espera de lo que decidan las directivas del club, cuerpo técnico y jugadores seguirán trabajando normalmente, con miras al compromiso de este domingo ante Real Cartagena en la capital de Bolívar.

Con siete puntos, de 36 posibles, Nacional, colero de la Copa Mustang y ya sin posibilidades matemáticas de clasificar a los cuadrangulares semifinales, espera salir pronto de la peor crisis deportiva de su historia.

Temas relacionados: