Mayo 24, 2009

Tolima y La Equidad hicieron todo por el triunfo, menos los goles

El compromiso que cerró la primera jornada de los cuadrangulares semifinales de la Copa Mustang escuchó su pitazo inicial a las 5:30 p.m.

Las primeras acciones de cambio en el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué fueron de trámite. Los equipos trataron de imponer condiciones en la mitad del terreno, sin arriesgar mucho en ataque.

Tan sólo al minuto 16 se crearía la primera opción de gol, cuando el volante de armado de la Equidad, y figura del encuentro de este domingo, Stalin Motta, habilitó a Wilson Carpintero y este, tras sacar el remate, vio cómo la esférica pasó muy cerca de su objetivo, el arco defendido por Bréiner Castillo.

La oportunidad fallida hizo que el partido tomara un mejor ritmo y los equipos se volcaran con mayor ímpetu sobre las áreas contrarias.

Tolima quería hacer respetar su campo y con Wilder Medina equilibraría el partido en opciones de gol. El delantero, con potente remate de pierna derecha, estuvo muy cerca de celebrar el primer tanto de la tarde-noche ibaguereña, pero su disparo salió desviado.

El compromiso se hacía de ‘toma y dame'. La Equidad, a pesar de su condición de visitante, sabía que su mejor arma radicaba en el ataque y a través de un golpe de cabeza del goleador del torneo, Carpintero (nueve goles), estrelló el balón en el palo.

Los minutos pasaron y La Equidad se hizo más fuerte. Motta, con remate de media distancia a ras de piso, hizo revolcar a Castillo, quien, con sutil manotazo, desvió la esférica por un lado de su ‘cabaña'.

Si las emociones en la primera etapa fueron casi todas para el equipo de la visita, en el segundo tiempo Tolima lograría el equilibrio.

Muy temprano, el lateral ‘pijao' Gerardo Vallejo envió un centre desde el costado derecho y el recién ingresado al juego, Franco Faustino Arizala, con espectacular remate de ‘chalaca' estuvo a punto de gritar el tanto.

Pero La Equidad no quería dejarse llevar por delante y con un nuevo desborde de Motta, y remate del argentino Diego Cochas, que atajó Castillo sobre la línea de gol, le produjo otro susto a los hinchas del ‘vinotinto y oro'.

Castillo demostraba nuevamente su seguridad, cosa contraria a lo que evidenciaba su colega Carlos Bejarano, reemplazante este domingo del sancionado Álvaro Solís.

El arquero ‘asegurador' demostró nervioso en muchas oportunidades, la más evidente en el minuto 56 cuando, tras un saque de puerta, despejó mal y le dejó la esférica a Wilder Medina, quien lo enfrentó ‘mano a mano' y sacó un remate cruzado que se estrelló en la parte baja del palo izquierdo.

Segundo remate del partido en el vertical, primero para los de Ibagué.

Tolima se ‘agrandó' y trató de arrinconar a su brioso rival. El argentino Rodrigo Marangoni, con remate de media distancia, volvió a estrellar para su equipo la esférica en el palo, esta vez, en el horizontal.

Se acabó el tiempo y el balón, rebeldemente, se negó a inflar las redes.

Tras un gran espectáculo, los equipos se repartieron los puntos.

Tolima y La Equidad quedaron como segundo y tercero del Grupo A (un punto), por detrás de Once Caldas (3) y por encima de Boyacá Chicó (0).

En la segunda jornada de la fase semifinal, que se jugará este miércoles, Tolima jugará ante Boyacá Chicó en Tunja. La Equidad recibirá en Bogotá a Once Caldas.

Temas relacionados: