Mayo 27, 2009

Jorge Luis Pinto no podrá entrar a los estadios durante diez fechas

El técnico del Cali José Eugenio 'Cheché' Hernández (Deportivo Cali), recibió cinco jornadas de suspensión por emitir declaraciones que "comprometen la buena imagen del presidente de la Dimayor (Ramón Jesurum) y ofenden la honra de las autoridades del Fútbol Profesional Colombiano", reza la resolución de la entidad.

La Dimayor anunció este miércoles sanciones para cuatro de los ocho entrenadores que toman parte en la fase semifinal de la Liga colombiana.

Sobre el inédito castigo al ex seleccionador de Colombia, la Dimayor consignó: "por informe arbitral esta comisión tuvo conocimiento de que el señor Jorge Luis Pinto fue expulsado por protestar decisiones arbitrales y una vez expulsado empujó al cuarto árbitro, lo injurió, increpándolo con palabras soeces, y lo amenazó en repetidas ocasiones".

Agrega: "para la efectividad de esta medida se le hace saber al señor Pinto que durante el término de la suspensión le queda prohibido su acceso a los estadios".

La prohibición del ingreso de personas a los estadios ha sido sugerida por autoridades y jefes policiales a raíz de algunos choques violentos protagonizados por fanáticos en Cali y Bogotá.

Esta medida extrema jamás se ha establecido y en ningún caso se había optado por impedir el ingreso a un entrenador o un futbolista.

Otro ex seleccionador colombiano, el ahora entrenador del Once Caldas, Javier Álvarez, tampoco podrá estar sentado en el banquillo en las próximas dos jornadas de los cuadrangulares semifinales debido a que el domingo pasado entró sin permiso en la cancha durante el choque que ganó por 2-1 al Boyacá Chicó.

Otro entrenador, el ex futbolista Alexis García, no podrá dirigir a La Equidad por los próximos dos partidos.

También fueron sancionados los ex jugadores de la selección y actuales figuras del Envigado: Néider Morantes y Freddy 'Totono' Grisales.

La comisión disciplinaria de la Dimayor, que en el pasado sancionó a Carmelo Valencia (Millonarios) y Emerson Acuña (Atlético Júnior) por inducir a los árbitros a conceder penaltis a favor de sus equipos, en esta ocasión pasó por alto el caso del delantero argentino Ariel Carreño, quien dijo ayer, miércoles, que fingió haber recibido una falta para que el árbitro concediera un penalti al Once Caldas.

La decisión arbitral fue protestada por un defensor del Boyacá Chicó, que fue expulsado cuando explicaba que no había golpeado a Carreño.

El peruano Johan Fano, al cambiar por gol el penalti, dio el triunfo por 2-1 al Once Caldas sobre el Boyacá Chicó, cuyos directivos exigen árbitros extranjeros para garantizar imparcialidad en el torneo.

"Concluida la investigación no se halla mérito para imponer sanción", señala el informe de la Dimayor sobre el argentino Carreño.

En la primera jornada de los cuadrangulares semifinales, que destapó una agria polémica en el fútbol nacional a raíz del decepcionante desempeño de los árbitros, Boyacá Chicó, Atlético Júnior y Cúcuta Deportivo se declararon perjudicados en sus partidos.