Diciembre 21, 2009

Álvarez, Bobadilla y Martínez, tres arquitectos del título del Medellín

Álvarez, el cerebro

Luego de capacitarse durante tres meses en el Centro de Alto Rendimiento de Barcelona, España y ser asistente técnico del Pereira y el mismo ‘rojo de la montaña', Leonel Álvarez se convirtió en el nuevo técnico campeón del fútbol profesional colombiano.

No es por casualidad que, debutando como entrenador, con sólo seis meses al frente del equipo rojo de Antioquia, hoy este disfrutando de las mieles de su primer título, y ya esté pensando en lo que será enfrentar al Corinthians de Brasil, al Cerro Porteño de Paraguay y al ganador entre el Atlético Junior y el Rácing de Uruguay por la Copa Libertadores de América.

Y es que Álvarez no deja de pensar en trabajar. "Hoy vamos a celebrar el título, pero luego tenemos que volver a la realidad porque esto no se acaba aquí", comentó al concluir el partido frente al Atlético Huila que terminó empatado por 2-2 en Medellín, en la final colombiana.

A sus 44 años el ex mundialista jugador le imprime a su condición de técnico la misma fortaleza, garra y amor por la camiseta que también lo caracterizaron como jugador.

Hizo parte de los llamados 'históricos', esos que llevaron a Colombia a tres mundiales consecutivos, de los cuales Álvarez estuvo en dos: en Italia 90 y Estados Unidos 94.

Se le recuerda además marcando el último penalti con el que Atlético Nacional de Medellín derrotó al Olímpica del Paraguay en la final de la Copa Libertadores de América de 1989.

A nivel internacional jugó en equipos como el Valladolid de España, el Dallas Burn y el New England Revolution de Estados Unidos, y en los Tiburones Rojos de Veracruz en México.

Mientras en Colombia, además del Atlético Nacional actuó con el América de Cali, el Deportes Quindío y el Deportivo Pereira.

Cuando decidió retirarse como jugador en el 2004, ya en su mente rondaba la idea de convertirse en técnico, por eso luego de regresar del curso que hizo en España, siguió los consejos de entrenadores como Hugo Gallego, Hugo Castaño y Santiago Escobar con el que fue asistente en el Deportivo Pereira y también en el Medellín.

Paradójicamente, al mismo Escobar fue a quien reemplazó a mediados de este año en el Independiente Medellín, en donde confirmó lo que había aprendido con un título que abre su hoja de vida como entrenador en propiedad.

El ‘cerrojo' del DIM

El capitán del nuevo campeón de Colombia, el portero paraguayo Aldo Bobadilla, por fin está recogiendo los frutos de la seguridad y el buen trabajo que desde hace dos años viene haciendo en el equipo rojo de Antioquia.

Él, que jugó en Boca Juniors de Argentina, y en Cerro Porteño y Libertad de su país, y con Gimnasia y Esgrima de La Plata, está saboreando a los 33 años las mieles de un nuevo título, esta vez con Independiente Medellín.

Un título que ya le había sido esquivo en la final del Torneo Finalización de 2008, cuando perdieron con América de Cali.

Esta derrota lo llevó a pensar en salir del equipo rojo de Medellín, pero fue el técnico Leonel Álvarez quien llegó a mitad de año a dirigir el grupo, el que lo convenció para que se quedara, depositando en él la confianza de tener un portero seguro, maduro y profesional.

Y la confianza del entrenador, así como la esperanza de un volver a disputar una final por parte del jugador, dieron su fruto con el quinto título alcanzado por el ‘poderoso' en el fútbol profesional colombiano.

Bobadilla tiene contrato con el equipo colombiano hasta finales de 2010, por lo que ya sueña con jugar la Copa Libertadores del próximo año.

Él, que al lado del goleador Jackson Martínez fueron los protagonistas del equipo campeón, comentó al final del compromiso que todos fueron figuras.

"Acá siempre ganamos todos y perdemos todos. En este grupo no hay figuras ni privilegiados", manifestó.


Un poderoso goleador

Con 18 goles, mayor producción en la historia de los torneos cortos en Colombia, Jackson Martínez se hizo acreedor del 'Botín de oro' del Torneo Finalización de Colombia y superó a Léider Preciado que tenía la marca con 17 anotaciones vistiendo la camiseta del Deportivo Cali en 2003.

En la clasificación de goleadores el segundo fue Teófilo Gutiérrez (14), del Atlético Júnior, y el tercero Giovanni Moreno (13), el nuevo ídolo del Atlético Nacional.

"Estoy muy feliz por esta linda oportunidad que tenemos de celebrar un título con el Medellín, y de hacer historia", comentó Martínez al final del partido que su equipo empató 2-2 con el Atlético Huila en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín.

Martínez llegó al Independiente Medellín en el 2006, pero fue en el 2008 cuando comenzó a demostrar su gran poder ofensivo al marcar once tantos en el Torneo Finalización.

A partir de ahí siempre fue titular con el equipo rojo de Antioquia en donde marcó goles de todas las facturas.

Con el título del equipo que dirige el ex futbolista Leonel Álvarez, Jackson Martínez se despide de la afición que tanto lo acogió pues su nuevo destino es el Ulsan Hyundai del fútbol coreano, donde continuará su carrera deportiva.

También estaba en la mira de equipos argentinos. El Racing llegó a ofrecer dos millones de dólares por el 50 por ciento de sus derechos deportivos.

Martínez que nació el 3 de octubre de 1986, y quien fue varias veces convocado a la selección absoluta de Colombia, con la que marcó dos goles en las Eliminatorias al Mundial de Sudáfrica.