Noviembre 2, 2008

América ascendió al grupo de honor de la Copa Mustang II

Con tranquilidad y sin apuros el América derrotó a Quindío en el estadio Centenario y abrió el camino hacia la clasificación a los cuadrangulares finales.

Los tantos fueron conseguidos por el delantero Wílmer Parra y el lateral Pablo Armero, quien terminó convirtiéndose en la figura de la canchas gracias a sus continuos desbordes y buena producción ofensiva.

El visitante desde los primeros minutos tuvo la iniciativa. Los rojos salieron en busca del resultado que los dejara en una posición cómoda en la tabla, y empezaron a consolidar su objetivo al minuto 12 cuando en un error del defensa Pablo Escobar, América abre el marcador por intermedio de William Parra, quien con viveza aprovechó la falla local para poner la cuenta 1-0.

Diez minutos después Jersson González tuvo la oportunidad de ampliar el marcador por la vía del penal. Pero el guardameta Alejandro Otero impidió que su valla cayera por segunda vez.

Para el periodo complementario los dirigidos por Diego Umaña empezaron a manejar el resultado y complicaron al rival. El conjunto quindiano no pudo adueñarse del balón, ni penetrar la sólida línea de volantes que los rojos plantaron para defender la victoria. En el onceno local Sebastián Hernández intentó con tiros libres pero no tuvo precisión.

Los orientados por Néstor Otero debieron afrontar el compromiso con varias bajas sensibles por acumulación de amarillas y lesiones.

El segundo gol llegó en una jugada "loca". Al minuto 60 Pablo Armero envió el esférico al fondo de la red con la espada mientras caída luego de recibir una zancadilla en el área.

Al final, los "escarlatas" pudieron haber ganado por un marcador más amplio pero las oportunas intervenciones del portero Otero callaron el grito de gol de los hinchas rojos.

América visitará en la próxima fecha al Pasto, equipo eliminado. Y el Quindío, ya sin posibilidades matemáticas de avanzar en el torneo, jugará por la dignidad ante Cali en el Pascual Guerrero.

Con 25 puntos, los "diablos rojos" se ubican parcialmente en el cuarto puesto de la tabla y se metieron en la pelea por un cupo a los cuadrangulares semifinales, mientras que los "milagrosos" se quedaron en 18 unidades y le dijeron adiós al torneo.

Temas relacionados: