Noviembre 10, 2008

Junior consiguió todo el botín en Neiva

La escuadra barranquillera, que sufrió durante todo el semestre por una posible caída a la Segunda División colombiana, por fin puede respirar tranquila y concentrar energías en la búsqueda del título.

El domingo, en el estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva, celebró por lo alto el 0-1 sobre Atlético Huila. Toda la culpa fue de Padilla, que en el minuto 26 de la primera parte sentenció el compromiso.

Después de que su colega Teófilo Gutiérrez burlara a toda la zaga contraria y lanzara un preciso centro a ras de tierra, el delantero estiró su botín y venció la resistencia del arquero Luis Estacio.

Junior ganó, festejó y ya no padece angustias. Aunque está demasiado cerca de las semifinales, deberá enfrentarse en la última jornada de la fase "todos contra todos" ante un Independiente Santa Fe que también está en la pelea.

Un empate, incluso una derrota en su estadio Metropolitano, podrían bastarle para estar en el grupo de invitados a los cuadrangulares.

Los "tiburones" tienen 28 puntos, dos menos que el líder Deportes Tolima.

Huila, eliminado desde hace tiempo, cerrará la Copa Mustang II el próximo fin de semana en duelo ante Atlético Nacional, en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.

Neiva (Huila)

Temas relacionados: