Noviembre 18, 2008

“Bolillo” para rato en Santa Fe

Gómez se quedó por fuera de los cuadrangulares semifinales de la Copa Mustang II después de que su equipo perdiera 3-1 ante Junior el pasado domingo, en la última jornada de la fase "todos contra todos".

Según el adiestrador, no era posible descubrir el éxito en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

"Cuando entré al estadio me di cuenta que ahí no le saca un punto nadie a ese equipo ese día, nadie", sentenció.

Con la cabeza fría y el respaldo de la directiva santafereña, el antioqueño le envió un claro mensaje a comunicadores e hinchas que piden su salida de la institución.

"Que le quede bien claro a la gente que lo de Santa Fe es un proceso y es un proceso que definen los directivos. No lo va a definir nadie más distinto a Santa Fe. Lo que sí quiero decir es que en Santa Fe los procesos los van a terminar es los directivos", sentenció.

Sin reconocer abiertamente sus culpas, Gómez se declaró más motivado que nunca en la meta de llevar al "Expreso Rojo" hacia éxitos en el futuro. Deberá ver las semifinales del fútbol colombiano por televisión, pero su compromiso sigue firme.

"Tampoco le voy a dar la papaya a la prensa de decir que soy malo yo. Y sabe, que los que están clasificados también fallaron. Sigo con el reto. Quedo más cabreado, quedo con más deseos. Esta es una institución a la que le he cogido mucho cariño".

El ex técnico de las selecciones de Colombia y Ecuador se pronunció sobre los cuadros que sí continúan en batalla y resaltó que las individualidades serán las que ofrezcan glorias.

"Pereira tiene su Darwin (Quintero), Junior tiene su Giovanni (Hernández) y Patricio Yánez, Medellín tiene su Ómar Pérez y Diego (Álvarez) y Nacional tiene a su muchacho (Luis Alberto) Perea. Tolima tiene su (Rodrigo) Marangoni, La Equidad tiene su (Roberto) Polo, América tiene su buen equipo y Cali tiene su (Freddy) Montero y su (Pablo) Batalla. Esos jugadores que te nombré hicieron el desequilibrio y metieron sus equipos. Vamos a ver en estas finales cuál va a ser la figura del torneo y ese va a ser el campeón".

Mientras aguarda la ratificación oficial, "Bolillo" comenzará a preparar la Copa Mustang I, la próxima oportunidad para espantar a todos los "fantasmas" de la casa "cardenal" y perseguir un título que es esquivo desde 1975.

Bogotá