Noviembre 22, 2008

Junior arrancó con pie derecho en los cuadrangulares semifinales

Todo fue fiesta este sábado para la afición barranquillera. El onceno "rojiblanco" ganó, gustó y tomó la delantera en el Cuadrangular B.

A pesar de no haber podido contar con cuatro de sus habituales titulares (Didier Muñoz, Giovanni Hernández, Dumar Rueda y Alfredo Padilla), Junior se repuso a la adversidad y sacó toda su casta.

Los primeros 15 minutos del compromiso fueron favorables al Cali, que a través de toques rápidos y precisos buscó hacerse a la posesión de la esférica.

Pero Junior, con la necesidad de hacer respetar su patio, logró sacudirse del dominio "azucarero" y a través de dos remates consecutivos de Emerson "Piojo" Acuña hizo volar al arquero Juan Pablo Ramírez, quien salvó a su equipo de irse en desventaja.

El público barranquillero se puso de pie y el estadio Metropolitano se convirtió en un hervidero. Junior tomó la manija del partido.

Luis Yanez y Acuña se convirtieron en un verdadero dolor de cabeza para la defensa del Cali, que se "veía a gatas" para controlar la furia "tiburona".

Y tal como reza el adagio popular, "tras de cotudo con paperas". A las dificultades "azucareras" se le sumó, en el minuto 26, la expulsión de su volante de marca Roland de La Cruz, quien, tras propinarle una patada a Pedro Ortega, vio la terjeta roja de forma directa.

Con el dominio de Junior y Cali defendiéndose como podía, se fueron los equipos al descanso.

Para la segunda mitad, el técnico de Junior Julio Comesaña le dio ingreso al delantero Martín Arzuaga, quien rápidamente (minuto 46) respondió a la confianza del estratega y tras darse media vuelta en el área empalmó un remate para anotar el primer tanto del compromiso.

El "Toro", como se le conoce a Arzuaga, se reencontraba con la red y desataba la locura en el Metropolitano.

Con el "agua hasta el cuello" Cali trató de reaccionar y a través de un tiro libre de Juan Guillermo Domínguez logró inquietar el arco tiburón, pero el guardameta Carlos Rodriguez respondió bien, enviando la esférica al tiro de esquina.

El lanzamiento de Domínguez fue un simple "lunar" al dominio ejercido por el Junior en todo el partido.

Al minuto 54, Arzuaga volvió a rematar al arco, pero esta vez su tiro fue devuelto por el palo izquierdo del arco "azucarero".

El segundo tanto se cocinaba rápidamente. Cali no encontraba la esférica y Junior mandaba toda su "artillería" en busca de romper el cerco visitante.

Y el tanto de la tranquilidad "tiburona" no tardaría en llegar (minuto 61). Jorge "Babilla" Díaz tomó la esférica, se acomodó, y, ante la pasividad de la defensa visitante, tuvo todo el tiempo para sacar un remate cruzado que venció nuevamente a Juan Pablo Ramírez.

Con el 2-0 en elmarcador, las acciones continuaron y Junior mantuvo el control de la esférica. La fiesta en la tribuna se transformaba en una especie de carnaval.

Cuando el cronómetro marcaba el minuto 65, Yanez vio la tarjeta roja, dejando a Junior con el mismo número de hombres (10) que su rival.

Desde ese momento, los "tiburones" perdieron un poco de fuerza en ataque y se dedicaron a manejar los tiempos del compromiso. 

La suerte ya estaba echada, Cali no encontró el camino y Junior se quedó con sus primeros tres puntos en los cuadrangulares.

En la segunda jornada de las semifinales, Junior tendrá que visitar a Pereira, mientas Cali buscará la reivindicación ante su rival de patio, América.

 

Temas relacionados: