Noviembre 23, 2008

América siguió haciendo “diabluras” en la Copa Mustang II

En el estadio Centenario de la ciudad de Armenia, el conjunto "escarlata" ejerció como local, luego de que su habitual terruño, el Pascual Guerrero de Cali, no le fuera prestado por ser sede de la ceremonia inaugural de los Juegos Deportivos Nacionales, que darán inicio este domingo en horas de la noche.

Bajo la conducción arbitral de Albert Duarte, el compromiso escguchó su primer pitazo a las 3:30 p.m.

Los primeros minutos se tornaron vibrantes. Ambos equipos salieron con mucho ímpetu a buscar el arco contrario, por lo que las emociones no se hicieron esperar.

Primero fue un tiro libre fuertísimo de John Valencia el que logró inquietar el arco "matecaña", defendido por René Higuita, quien demostrando grandes reflejos logró "pellizcar" la esférica para mandarla por encima de su palo horizontal.

Pereira respondería con la "culebrita" Carlos Darwin Quintero. El delantero encaró a la defensa "roja" y sacó un potente remate para que el guardameta Adrián Berbia se luciera.

El partido se hacía de toma y dame. La tarde soleada de Armenia se convertía en marco ideal de un compromiso que era cada vez más intenso.

La escuadra dirigida por Luis Fernando Suárez se adueñaba de la redonda y producto de ello, una nueva combinación entre Quintero y el Uruguayo Leonardo Medina estuvo muy cerca de convertirse en el primer tanto del partido, pero nuevamente Berbia lo evitó.

Y como el que no los hace los ve hacer, América, en el minuto 16, lograría la diana de la ventaja. Iván Vélez sacó un disparo de media distancia, que devolvió el palo alto, Víctor Cortés tomó el rebote y cuando se disponía a rematar, Diego Álvarez lo derribó en el área. El árbitro Duarte pitó la pena máxima.

Harrison Otálvaro tomó la responsabilidad del cobro. El volante remató sobre la mano izquierda del guardameta Higuita, quien estuvo muy cerca de desviar el balón.

A pesar del 1-0 en contra, Pereira no bajó los brazos. Los visitantes mantuvieron el control de la esférica, aunque sin lograr arrimarse a las "barbas" de Berbia.

Los minutos pasaron y las emociones del primer tiempo se fueron con los equipos a los camerinos.

Para la segunda etapa, el partido se tornó un poco tosco, por las continúas faltas que cortaban las acciones de juego.

Pereira era el que tenía la necesidad y así lo entendió América, que espero con paciencia a que los "matecañas" dejaran mayores espacios en su zona defensiva para poder contragolpearlos.

Y fue precisamente por esta vía que los "rojos" aumentaron el marcador. Víctor Cortés recibió el balón enviado por Otálvaro y, tras eludir en el camino a Higuita, mandó a dormir la redonda al fondo de la red.

El 2-0 acabó con las ilusiones "matecañas", que buscaron, como único recurso, descontar a través de alguno de los tiros libres cobrados por Carlos Vilarete, quien no acertó en los remates.

América enfrió el partido y se dedicó, con inteligencia, a darle manejo a la esférica.

Cuando faltaban tres minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, una agresión mutua entre Julián Barahona (Pereira) y Pablo Armero (América), dejó a los equipos con diez hombres.

A pesar de que todo en el partido parecía ya "cocinado", faltaría un grito de gol más.

El arquero Higuita se equivocó saliendo hasta la mitad del campo a tratar de rechazar una bola dividida y Pablo César Arango le ganó en su intención para, después de emprender una solitaria carrera hacia el área "matecaña", empujar, sin resistencia alguna, el balón al fondo de la red y decretar el definitivo 3-0.

América sumó sus primeros tres puntos en el cuadrangular B y ahora deberá pensar en lo que será su próximo encuentro ante Deportivo Cali.

En la segunda fecha, Pereira recibirá a Junior en la capital risaraldense.