Noviembre 26, 2008

Cali 2 - América 2, ganaron los “diablos rojos”

Emocionante resultó el duelo que cerró la segunda jornada de la serie. Después de que Pereira venciera 3-2 al Junior en el otro compromiso del grupo, "azucareros" y "escarlatas" se sacaron más de una chispa en el estadio Pascual Guerrero.

Los "verdes" llegaban con muchas obligaciones tras caer 2-0 ante Junior en la primera fecha. Los "rojos", visitantes en la planilla, tenían todo por ganar después de golear 3-0 a Pereira en el debut.

Y ganaron con un empate, pues disputados dos de los seis capítulos pactados, América manda en el Cuadrangular B con 4 puntos, seguido por Junior y Pereira (3). El triste Cali, con apenas una unidad, comienza a alejarse de la gran final.

Los hinchas que llegaron al Pascual debieron aguardar más de 45 minutos para ver el inicio del juego, pues la lluvia caída sobre la grama borró la demarcación y los asistentes debieron trabajar a marchas forzadas para dejar en óptimo estado las líneas.

Solucionado el problema y cuando el cronómetro ya registraba 23 minutos, el delantero Freddy Montero abrió cuentas a favor de los locales y sumó un nuevo mérito para pretender el "Botín de Oro" como máximo anotador del torneo.

El "4x4" estiró su guayo ante un balón rematado con potencia por Camilo Ayala y dejó sin opción al portero uruguayo Adrián Berbia. Cali 1 - América 0 y Montero completó catorce dianas en el semestre.

La respuesta llegó pronto. A los 31', Iván Vélez le lanzó una precisa habilitación a Adrián Ramos y el atacante cruzó la pelota ante la salida del meta Juan Pablo Ramírez. 1-1 y el ambiente se calentaba aún más en la capital vallecaucana.

En el complemento llegaron nuevos goles y dos expulsiones. El defensor Juan Camilo Angulo (América) y el volante Juan Guillermo Domínguez (Cali) vieron el cartón rojo del árbitro Óscar Julián Ruiz antes de que se completara media hora.

Cali retomó la ventaja a diez minutos del final. Proyectado por el costado derecho, el mediocampista argentino Pablo Batalla envió un centro al corazón del área contraria y el defensor Elkin Calle, casi sin querer queriendo, convirtió sin tocar la bola con sus piernas.

El tiempo se agotaba y la victoria "verde" parecía un hecho para casi todos.

Entre los pocos que no lo creían así estaba Paulo César Arango, volante ofensivo de los "diablos rojos" de discreta presentación durante casi todo el juego, que en el minuto 43 recibió un servicio de Hárrison Otálvaro y cayendo al suelo logró embocar la esférica en la red caleña.

El clásico terminó empatado, sólo los "diablos rojos" pudieron festejar.

El próximo fin de semana, en la tercera jornada del Cuadrangular B, América visitará al Junior en el estadio Metropolitano de Barranquilla. Cali, con la obligación de ganar, repetirá condición de local frente al Pereira.

Cali (Valle del Cauca)

Temas relacionados: