Diciembre 1, 2008

Junior y América continúan enfrentados por un engaño

Todo ocurrió el sábado, en el duelo Junior-América por la tercera jornada del Cuadrangular A de la Copa Mustang II.

El habilidoso delantero se "coló" en el área contraria y frente al árbitro José Luis Niño, se lanzó al suelo sin contacto físico de algún marcador. El zaguero más cercano estaba casi a un metro de distancia.

Niño cayó en la trampa, sentenció pena máxima y permitió que los locales abrieran cuentas en el estadio Metropolitano de Barranquilla. Finalmente el juego terminó empatado a un gol, pero Junior perdió en las cuentas de la honestidad, pues la acción del "Piojo" despertó muchísimas críticas.

El lunes, Julio Avelino Comseaña, adiestrador de los "tiburones", salió en defensa de su delantero y trató de bajarle el tono a la discusión.

"Yo no sé por qué hay tanta polémica y por qué los diarios de acá, todo el mundo acá dice penal que no fue. Yo pregunto: ¿Y todo lo que nos quitan? ¿Y la expulsión de Acuña qué? ¿Y la falta de Giovanni Hernández en el gol de América qué? Nadie habla de eso, ahora son todos moralistas", manifestó el uruguayo, quien a pesar de las pruebas del video, está convencido de que hubo infracción.

"El árbitro lo pitó, el árbitro estaba ahí, el juez de línea lo avaló, porque el línea estaba allí, en el costado. Pitó el árbitro el penal, otras veces no los pitan y yo no digo nada, sigo para adelante".

Comesaña concluyó que las críticas de prensa y aficionados en Barranquilla son consecuencia del empate en condición de local. En su lectura, el villano sería héroe si su escuadra hubiera sumado tres puntos.

"Si hubiéramos ganado con ese penal, estarían diciendo que el ‘Piojo' Acuña es el más vivo de todos".

Émerson Acuña prefirió guardar silencio, pero los jugadores del América, los perjudicados por su engaño, nuevamente solicitaron garantías en la instancia semifinal.

"Es preocupante lo que está sucediendo con los árbitros. Pienso que en estas instancias ellos tienen que ser muy claros y estar muy concentrados para no cometer errores", dijo el defensor Pedro Tavima.

Según el arquero Adrián Berbia, "la única forma en que pudo haber sido penal es que él (el defensor) le hubiera dado un tiro. De otra forma no existía. Lo más lamentable es que uno en el partido hablaba con el línea y el línea te decía que no había sido penal, pero tampoco tiene la personalidad para avisarlo".

"La idea de esto es que haya garantías para jugar, que no se le quite a uno y tampoco que se le regale", agregó el zaguero Carlos Valdés.

América y Junior volverán a encontrarse este fin de semana, para disputar la cuarta jornada del Cuadrangular B en el estadio Pascual Guerrero de Cali.

Émrson Acuña, el objeto de la polémica, no estará presente, pues fue expulsado minutos después de su "piscinazo" por acumulación de tarjetas amarillas.

Bogotá

Temas relacionados: