Diciembre 7, 2008

Tolima terminó con la ilusión de Nacional en los cuadrangulares

El juego no recomendado para cardíacos, debido al "tome y dame" que se presentó en el final del encuentro, fue resuelto con un tanto de Franco Arizala, quien con la anotación hizo saltar de sus asientos a los más de 19 mil espectadores que asistieron a las graderías del estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué.

Con este resultado, Deportes Tolima sumó siete puntos y se ubicó segundo en su grupo, a tres unidades del Independiente Medellín, que derrotó en el Atanasio Girardot 1-0 a La Equidad, quedando junto con Nacional sin opción de llegar a la gran final.

En el arranque del compromiso, fueron los "verdolagas" quienes empezaron a proponer, generando constantes llegadas por el costado izquierdo, mediante Estiven Vélez y Sergio Galván Rey, quienes no tuvieron ningún problema para superar la floja marca de Gerardo Vallejo.

Por el local, el encargado de inquietar el arco rival fue Cristian Mejía, quien se juntó en varias ocasiones con Cristian Marrugo y Rodrigo Marangoni para generar jugadas de peligro. Esto fue motivo para que el técnico Hernán Torres le brindara más confianza, y por ende, más tiempo en la cancha para jugar.

Como lo había hecho ya en tres ocasiones anteriores, durante la primera ronda de los cuadrangulares, Deportes Tolima utilizó la pelota quieta para llegar al gol. Esta vez no fue Marangoni el que envió el centro, sino Darío Bustos, quien disparó directo al arco, para que Blandón diera el rebote y llegara como un fantasma Jair Arrechea para cabecear el balón e inflar la red.

Cuando los "pijaos" controlaban el partido, una de las tantas llegadas por el costado izquierdo finalizó en una descolgada de Estiven Vélez, quien envió el centro a la mitad del área, donde esperaba sin marca alguna Giovanni Moreno, para decretar el empate.

En la segunda etapa, ambas escuadras salieron con la meta de ganar a como diera lugar, toda vez que el empate los eliminaba a ambos de la opción de llegar a la finalísima.

Nuevamente, como en el primer tiempo, fueron los "paisas" los encargados de generar más fútbol ofensivo, mientras que los tolimenses se la jugaban al contragolpe.

En el minuto 55, Torres decidió poner toda la "carne en el asador", sacando del campo a Vallejo, para darle entrada a Franco Arizala, quien se juntó con César Rivas, quien minutos antes había sustituido al juvenil Cristian Mejía.

Con el transcurrir de los minutos, el partido se transformó "de toma y dame", pudiendo ser cualquiera de los dos el que obtuviera la victoria.

El triunfo se quedó en manos de los "pijaos", gracias a un jugada de contragolpe que fue bien aprovechada por Cristian Marrugo, quien envió un pase al vació preciso que le llegó a Franco Arizala, que con mucha sangre fría eludió al arquero, levantó la cabeza y pateó certeramente al fondo del arco.

Con este agónico e importante triunfo, Deportes Tolima sigue con vida en los cuadrangulares, y con el sueño latente de llegar a la final, para intentar coronarse campeón. Eso sí, para lograrlo, deberá obtener una victoria en Bogotá frente a La Equidad (así gane Medellín el clásico), y así recibir al "poderoso" en Ibagué en la última fecha, para definir el anhelado cupo.

Temas relacionados: