Diciembre 16, 2008

Bobadilla vs. Berbia, la final es de arqueros extranjeros

Berbia, quien experimenta su segunda final en el año, es una de las piezas claves del América de Cali. Durante el torneo ha salvado a su equipo de caer en partidos definitivos.

Bobadilla, por su parte, llegó para reemplazar en el arco a Brayan López y en los tres torneos que lleva con el Independiente Medellín se ha convertido con sus buenas actuaciones en uno de los símbolos del onceno que orienta Santiago Escobar.

¿Quién recibirá menos goles en la final? Sólo el domingo se sabrá, cuando uno de los dos extranjeros levante el trofeo como campeón del fútbol colombiano.

Bobadilla tiene más experiencia, pero Berbia ya ha disputado finales y ha dado la vuelta olímpica en su país.

Aldo, el ídolo más "poderoso"

Aldo Bobadilla llegó al Medellín en el segundo semestre del 2007. En ese momento el club la pasaba mal por la cantidad de derrotas y goles en contra. Desde entonces se puso la camiseta de titular y no se la ha quitado, convirtiéndose en ídolo por sus buenas actuaciones.

Bobadilla ha jugado 48 partidos en el año con el Medellín y le han marcado en 45 oportunidades. El semestre anterior fue vital en su equipo, que llegó hasta los cuadrangulares semifinales. Ahora, el paraguayo, que goza del respaldo del técnico, directivos y aficionados, sueña con el título del torneo colombiano, aunque su frío carácter no le permita expresar a menudo la alegría que siente por haber llegado a la final.

Al hablar de la final, el paraguayo sostuvo: "Esto es algo diferente, ya es tirar la carne en el asador, debemos tener calma, pero nos vamos a jugar todo, tenemos que salir a los dos partidos dispuestos a dejar el alma".

Bobadilla también se refirió al rival y afirmó: "América tiene un fútbol rápido, con muchas alternativas en el ataque, pero nosotros debemos estar concentrados y, sobre todo, aprovechar las opciones que se presenten en los partidos para poner el marcador a nuestro favor".

El cancerbero, con experiencia mundialista, ha militado entre otros clubes en Boca Juniors de Argentina, con el que fue campeón de la Recopa Suramericana 2006, y campeón de la Copa Libertadores en el 2007, actuando como suplente de Mauricio Caranta. En la presente eliminatoria al Mundial, Bobadilla ha actuado con su selección, que lidera la clasificación.

El "guaraní", que debutó con Cerro Porteño en 1994, suma nueve partidos internacionales con Paraguay.

El otro sueño de Adrián

Adrián Berbia tiene muchos motivos para querer al América, a Cali y a Colombia. Además de disputar dos finales en un año, el guardameta uruguayo ha cumplido uno de sus sueños, tener su primogénito, y ahora anhela hacer realidad otra gran ilusión: coronarse campeón.

El uruguayo, quien vive estos días de la final en solitario, pues su esposa y su bebé viajaron a Uruguay, aprovecha las horas de concentración para compenetrarse más con el grupo y hacerse fuerte, porque quiere tener una bonita revancha, ya que el semestre pasado le quedó un sabor amargo al perder ante Boyacá Chicó.

"Lo más importante ahora es manejar la ansiedad, que esas ganas que tenemos de hacer las cosas bien no nos vayan a jugar una mala pasada, hemos hecho las cosas a conciencia y por eso estamos en la final, solamente tenemos que terminar bien el trabajo", sostuvo Berbia.

El uruguayo ha sido campeón en cinco ocasiones con el Peñarol y en tres oportunidades se quedó con el campeonato "charrúa" militando para el Bellavista. Con América ya jugó la final de la Copa Mustang I, y ha recibido 57 goles en los 50 partidos disputados con los rojos de Cali.

Berbia es un arquero de corte clásico, que tiene buen achique y juego aéreo. En un comienzo dejó muchas dudas en el pórtico de los ‘diablos rojos', pero poco a poco cogió confianza y hoy es uno de los hombres claves en el esquema del técnico Diego Umaña. También se caracteriza por su saque rápido para dejar a los delanteros perfilados hacia las redes contrarias

"Medellín es un equipo que ha hecho las cosas bien, por eso está en la final; tiene buenos jugadores y debemos estar concentrados los 180 minutos de los dos juegos", dijo.