Marzo 11, 2009

Barcelona, United, Arsenal y Oporto también hicieron el sueño realidad

El Arsenal salió airoso de los lanzamientos de penaltis en el estadio Olímpico de Roma, completó el pleno inglés en la Liga de Campeones y acentuó el fracaso del fútbol italiano, sin presencia en los cuartos de final de la principal competición continental tras el desplome del Juventus, el Inter de Milán y el Roma.

El fútbol de la Premier resplandece en la principal competición europea de clubes. La mitad de los aspirantes, los cuatro, formarán parte del sorteo de cuartos de final que se celebrará el viernes 20 de marzo: junto al Arsenal, el Liverpool, el Chelsea y el Manchester United, vigente campeón, que se unió tras apear al Inter.

El conjunto de José Mourinho no se desligó de la frustración transalpina que comenzó con el adiós del Juventus. España, con el Barcelona y el Villarreal, mantiene dos representantes. Alemania, con el Bayern Múnich y Portugal, con el Oporto, verdugo del Atlético de Madrid, completan la relación de los ocho aspirantes.

El Roma no pudo impedir el evidente potencial inglés ni el declive italiano. Sobrevivió gracias a un gol del brasileño Juan después de una cadena de errores defensivos a los nueve minutos. Pero no fue capaz de alimentar sus esperanzas ante un rival alejado de sus momentos de gloria. La que le llevó a la final tres años.

El campeón vigente, el Manchester, allanó pronto su camino. A los cuatro minutos, un cabezazo del central serbio Nemanja Vidic puso por delante en la eliminatoria al conjunto de Alex Ferguson, que pretende mantenerse en el trono continental en el que se aposentó en el pasado curso.

Fue el reencuentro del laureado técnico escocés con el portugués José Mourinho. Asumen cuentas pendientes ambos preparadores. Encontronazos de la época del luso en el Chelsea.

El Manchester prosigue la senda que pretende encaminar a unos números sin precedentes. La autoridad que ha impuesto en los últimos años y que pretende acrecentar con más éxitos. Por ahora ya presume de la Copa del Mundo de clubes, de la Community Shield (Supercopa inglesa) y Copa de la Liga de su país. Aspira a todo.

El portugués Cristiano Ronaldo frustró definitivamente las expectativas competitivas de su compatriota José Mourinho al firmar el segundo del United. Fue el primero del astro luso en la competición.

El Barcelona dejó a Francia sin representantes. El ejercicio de poderío que presenta el conjunto de Pep Guardiola desde el arranque del ejercicio lo ejecutó en la primera mitad. Alcanzó el vestuario con cuatro goles en su cuenta y la eliminatoria sentenciada.

El francés Thierry Henry, que firmó los dos primeros, el argentino Leo Messi y el camerunés Samuel Etoo, que recuperó la puntería un mes después, dejaron el choque del Camp Nou sin posibilidad de sorpresa. Los tantos del camerunés Jean Makoun y del brasileño Juninho animaron al cuadro galo, que volvió a ahogarse en la frontera de los octavos de final.

El Oporto completó la relación de aspirantes a la Liga de Campeones. El que fuera campeón en 1987 y en el 2003 rentabilizó la inestabilidad del Atlético de Madrid en el encuentro de ida, donde al conjunto español se le fue la eliminatoria y sus ilusiones europeas, de las que se despidió sin conocer la derrota a lo largo de su trayecto.

Resultados de la jornada

Miércoles

Oporto 0 - Atlético Madrid 0 (2-2)
Barcelona 5 - Lyon 2 (1-1)
Roma 1 - Arsenal 0 (0-1)
Manchester United 2 - Inter 0 (0-0)

Martes

Liverpool 4 - Real Madrid 0 (1-0)
Juventus 2 - Chelsea 2 (0-1)
Panathinaikos 1 - Villarreal 2 (1-1)
Bayern Munich 7 - Sporting Lisboa 1 (5-0)

(Entre paréntesis los resultados de los partidos de ida).