Julio 26, 2010

Acabó el cuento de hadas entre Raúl y el Real Madrid

El cuento de hadas que construyó Raúl con el equipo de la capital de España acabó prematuramente. La noticia se hizo oficial este lunes en una conferencia de prensa en la que el goleador que debutó a los 17 años comunicó que su espíritu deportivo y la necesidad de "sentirse futbolista" pudieron más que su amor por la casaca blanca, si bien es un día "duro y difícil" para él.

"Hoy (lunes) es un día muy duro y muy difícil para mí, en toda mi carrera. Amo el fútbol por casi todas las cosas y ser futbolista del Real Madrid es el mayor sueño que puedo imaginar. Me siento jugador y quiero seguir sintiéndome jugador el tiempo que pueda y que mi cuerpo me lo permita", confesó emocionado Raúl, en el momento de su despedida.

Ahora y por las próximas dos temporadas, el artillero español de 33 años se vestirá de azul para defender los colores del Schalke 04 alemán. Allí, espera contar con la continuidad que no tuvo en las campañas recientes, en las cuales perdió la titularidad con figuras emergentes y de más peso mediático.

El adiós de Raúl tuvo lugar en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, acompañado por el presidente del club, Florentino Pérez, y con cientos de aficionados en las gradas. Allí, manifestó: "durante estos años he buscado siempre para este club lo máximo, porque siempre he querido ser fiel a los valores que aquí aprendí desde niño. Hoy más que nunca quiero que todos sepan que en cada jugada, en cada regate, en cada carrera, en cada desmarque, en cada tiro y en cada gesto en el terreno de juego intenté siempre entregar lo mejor de mí mismo".

En el evento Raúl estuvo rodeado por los dieciséis trofeos oficiales conquistados en su etapa como jugador del primer equipo del Real Madrid, e inició con un vídeo que repasaba su trayectoria en el club.

"En mi cabeza no ha existido nunca la palabra rendición, porque eso es para mí el Real Madrid. Hoy es un día de sensaciones muy intensas de sentimientos poderoso. Y donde no puede faltar mi gratitud y mi agradecimientos", agregó.

En el capítulo de agradecimientos, Raúl no citó más nombres que los de su "descubridor" Jorge Valdano, que como entrenador le hizo debutar con 17 años en Primera división ("...para algunos era la locura de un poeta del fútbol"), a Florentino Pérez y a Alfredo Di Stéfano ("....mi cariño, animo y admiración profunda a nuestro maestro").

Pero sí se dio las gracias a "presidentes y directivos, a compañeros, trabajadores del club, entrenadores y técnicos, rivales, prensa": "Y mi gente, que saben quiénes son, y mi familia, que sin ellos nada tendría sentido".

"El fútbol ha sido y es mi vida. El Real Madrid ha sido mi casa y en ella viví emociones únicas. Hoy (lunes) empieza el primer día de mi nuevo tiempo, donde intentaré algo ya complejo y difícil como ser tan inmensamente feliz como lo he sido en el Real Madrid", comentó.

"Gracias desde mi corazón de futbolista y ¡hala Madrid!", concluyó.

Temas relacionados: