Noviembre 11, 2010

El clásico del fútbol español se jugará un lunes

La fijación del partido Barcelona-Real Madrid el lunes 29 de noviembre a las 21:00 horas de España "es debida a la coincidencia de la jornada número 13 del Campeonato Nacional de Liga con las elecciones al Parlamento de Cataluña y los problemas de seguridad que la concurrencia de ambos acontecimientos en el mismo fin de semana podrían causar en la Ciudad Condal".

Ozïl: "Da igual el día que juguemos frente al Barca, lo importante es ganar"

Mesut Ozïl, centrocampista del Real Madrid, comentó en rueda de prensa que "da igual el día" que el encuentro frente al Barcelona se juegue, en referencia a la fecha definitiva del lunes 29 de noviembre, puesto que "lo importante es ganar ese partido", que será "muy importante y bonito".

"Sé que el partido frente al Barcelona será en lunes, da igual que juguemos el día, lo importante es ganar el partido y lo haremos contra el Barcelona", comentó el jugador alemán.

Ozil además dijo tener "muchas ganas de jugar ese partido, ya que va a ser muy importante y bonito, aunque tenemos varios partidos importantes e intensos antes de ese".

Maxwell: "Si ganamos al Madrid, daremos un salto importante de confianza"

El defensa del Barcelona Maxwell Scherrer ha asegurado que, si el equipo gana el clásico al Real Madrid, dará "un salto importante de confianza", y ha conminado a sus compañeros a no entrar en las provocaciones de Jose Mourinho, técnico del conjunto blanco.

"Él sabe usar muy bien todos los medios de comunicación para calentar el ambiente, pero a nosotros no nos importa nada. Sabemos cómo ganar al Madrid e intentaremos hacer las cosas mejores en el campo", ha declarado.

Por eso Maxwell no comparte la opinión de su compañero Gerard Piqué, cuando denuncia en un diario que al Real Madrid le ayudan más los árbitros que al Barcelona.

"Respeto mucho la opinión de Gerard, pero yo pienso que hay que hablar en el campo. Es fundamental ser mejores, ganar los partidos y dejar a un lado estas situaciones que no ayudan a nadie", ha argumentado.

El lateral brasileño ha restado importancia a que el partido de Liga contra el eterno rival vaya a disputarse finalmente el lunes 29 de noviembre para no coincidir con las elecciones catalanas.

"Será un día diferente, atípico para jugar un clásico. Sabemos que para algunas personas que vienen de fuera será complicado, pero seguro que el Camp Nou estará lleno. Contaremos con un estadio lleno de presión que nos ayudará a hacer un buen partido", ha declarado.

Temas relacionados: