Enero 26, 2011

Se cocina un clásico español en la final de la Copa del Rey

En el primer juego del día, una anotación del delantero francés Karim Benzemá le permitió al Madrid derrotar al Sevilla. Este resultado hace soñar a los de José Mourinho con obtener el título de la Copa española después de 17 años de decepciones.

Se notó que el entrenador madridista, José Mourinho, tenía bien claro que la semifinal no se acababa en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Sacrificó en el lateral izquierdo al brasileño Marcelo Vieira para dar entrada a uno más defensivo como Álvaro Arbeloa y además formó con una línea de tres centrocampistas con la presencia del francés Lass Diarrá en detrimento del argentino Ángel Di María.

El Sevilla, por su parte, salió con ganas de sorprender, sobre todo con las incursiones de Jesús Navas por la derecha, por donde llegaron los primeros problemas para los visitantes, aunque el Madrid, con superioridad en el centro del campo, también puso en apuros a la defensa local.

Una entrada de Lass a Sergio Sánchez lesionó al defensa y obligó a que fuera sustituido por el uruguayo Martín Cáceres instantes antes de que el francés Karim Benzemá, en una muy buena jugada personal, superara a Andrés Palop en su salida y lograra el 0-1.

El tanto no hizo más que redoblar la confianza madridista ante un rival que se perdió, con un juego demasiado lento y previsible, en intentar superar la presión de los visitantes, pese a que el brasileño Luis Fabiano tuvo el empate en la cabeza tras un córner desperdiciado por el marfileño Ndri Romaric.

La polémica llegó segundos antes de que el árbitro del compromiso, Undiano Mallenco, pitara la conclusión de la primera parte, cuando Luis Fabiano se quedó con el balón solo ante el meta madrileño, al que superó en su salida y remató raso para que Raúl Albiol despejase sobre la raya de gol.

Los sevillistas y la grada cantaron gol, pero el árbitro, en comunicación con uno de sus asistentes, apreció que el balón no había traspasado la línea ante la airada protesta local.

Barcelona destroza el sueño del Almería

El elenco culé casi que finiquitó la eliminatoria de Copa en un cuarto de hora: convirtió el arranque de partido en un 'pim-pam-pum' y goleó de nuevo al Almería (5-0) para asomarse, si no lo está ya, a su primera final del año.

El partido de la próxima semana en tierras andaluzas será, salvo milagro rojiblanco, un puro trámite para los catalanes, el último ensayo copero antes de la finalísima del 20 de abril.

Y eso que salió el Almería con un planteamiento valiente, con la defensa adelantada, presionando en el centro del campo, fabricando transiciones rápidas e incluso disputándole la posesión del balón al Barcelona. Sin embargo, cuando se quiso dar cuenta ya perdía 3-0.

La culpa la tuvo la eficacia demoledora de los azulgranas en la finalización y la desafortunada actuación de Esteban, quien pudo hacer mucho más, sobre todo en los dos primeros goles, cuando se tragó literalmente sendos disparos de Messi y Villa.

El propio Messi hizo el tercero al culminar una asistencia de Iniesta y Pedro el cuarto con un espectacular cabezazo a la media hora. El Barcelona, con un juego menos elaborado que de costumbre, con un fútbol más de contragolpe que de posición, había finiquitado la eliminatoria en un visto y no visto.

En los instantes finales, Keita culminó otra obra de arte de Messi para lograr el quinto. Una nueva 'manita' para el equipo que está batiendo todos los récords.