Diciembre 25, 2008

El técnico del Real Madrid tiene fe en sus jugadores

Ramos sabe que el Real Madrid "vive una situación complicada", a doce puntos del liderato de la Liga que ostenta el Barcelona.

"No estamos ni en el ecuador de la temporada y podemos conseguir muchas cosas y sobretodo satisfacer al aficionado", señaló el técnico en una entrevista que publica su página web "juanderamos. Com", en la que analiza las etapas que ha atravesado durante su trayecto en el 2008.

Juande Ramos, que debutó con el Real Madrid en la Liga de Campeones, contra el Zenit San Petersburgo, y en Liga contra el Barcelona en el Camp Nou, asumió que "el equipo vive una situación complicada pero yo soy optimista y me gustan los retos".

El preparador fue requerido como medida de urgencia tras la destitución del alemán Bernd Schuster. Ramos había sido cesado del Tottenham, donde había llegado un año antes tras desvinculares del Sevilla.

"Tengo la suerte de entrar a pertenecer a este gran club. Las facilidades son extremas por parte de todos pero sobretodo de los futbolistas y eso es lo más importante. Si trabajamos como colectivo conseguiremos objetivos pero para ello hay que ir día a día y no devorar el tiempo", explicó Juande Ramos.

"Vamos a tener seis meses de intenso trabajo por parte de todos. Pero es un club grande, con unos jugadores de primer nivel y una predisposición máxima. Podemos lograr lo que nos propongamos. Y el futuro ya dirá. Hay que vivir el ahora", recordó el técnico, poco dado a mirar hacia atrás.

"No me gusta recrearme en el pasado ni mirar atrás. Es cierto que he vivido momentos inolvidables en lo bueno y en lo malo pero no entro a valorar, no me gusta hacer balance. Creo que lo mejor de la vida es el presente y lo que hemos vivido para estar aquí ahora", destacó.

"Ha sido un año donde han pasado muchas cosas. Ha sido muy intenso y yo lo valoro muy positivamente. No me gusta parar a repasar pero es cierto que han sido muchas emociones vividas y donde he disfrutado enormemente de mi profesión". Como en Inglaterra, donde empezó hace más de un año un proyecto que no pudo culminar.

Destaca, sin embargo, momentos como la goleada de la Caling Cup al Arsenal. "Son de esos partidos en los que lo que parece difícil se convierte en fácil. Todo fluye con comodidad y disfrutas más que nunca de tu profesión. Además, ver cómo lo vivían los aficionados. Sin duda fue uno de los mejores recuerdos no sólo de mi estancia en Londres sino de toda mi trayectoria profesional", reconoció.

La consecución del título redondeó la actuación de su equipo en el torneo y reforzó la confianza del club en el técnico español, el primero en disputar una final en el estadio de Wembley.

"No sólo ese día, los días previos también era impresionante como estaba la ciudad, la afición, había carteles por todos los rincones, era curioso ver mi propia imagen como referente de una final y en Inglaterra. Sin ninguna duda, fue impresionante". La alegría fue mayor cuando además se conquista el título.

"Hacía nueve años que los "Spurs" no conseguían un título, la gente estaba como loca y yo, no soy de muchas emociones pero reconozco que ese día disfrute muchísimo. Era la cuna del fútbol, ya suponía cumplir un sueño llegar a la Premier pero en cuatro meses conseguir una Copa. Fue algo inolvidable", reconoció.

Peores momentos llegaron después. Al inicio del siguiente curso. El Tottenham no comenzó bien la temporada 2008/2009. "Hicimos un buen trabajo en verano pero tuvimos bajas muy importantes. Con Keane y Berbatov no se fueron sólo dos excelentes jugadores sino que también se fue un poco de alma en el equipo porque tenían una gran personalidad y precedente sobre el grupo", subrayó Juande Ramos, sumido en una racha negativa de resultados concluía con su destitución.

"Yo llevo casi 20 años como profesional y sé perfectamente cómo es el fútbol. No me sorprende la decisión aunque lógicamente te duele porque yo creía en este equipo" comentaba en su despedida.

Madrid (España)