Enero 28, 2009

Amaranto Perea habló sobre la racha negativa del Atlético de Madrid

"Llega un momento cuando ya te toca el orgullo personal y estás jodido, porque son muchos partidos sin la victoria y anímicamente afecta mucho, pero nunca hemos perdido la cabeza cuando hemos estado bien ni la vamos a perder ahora. Veo al equipo de puertas para adentro muy fuerte y pensando nada más que en volver a la victoria", valoró tras el entrenamiento en Majadahonda.

"Somos profesionales y en todo momento queremos ganar, pero no nos podemos desesperar. Hay que seguir trabajando, hay que estar muy tranquilos y saber que cada partido de ahora en adelante es una final, porque empieza a ponerse cada vez más difícil todo y ojalá el domingo podamos revertir la situación", continuó.

Para él, su equipo "ha mejorado" en los dos últimos partidos, aunque admitió que le falta "volver al gol" para conseguir triunfos en 2009. "Y, a partir de ahí, volver a agarrar confianza. Ya con cinco partidos sin ganar se hace bastante complicado, sobre todo un equipo que aspira a estar entre los cuatro primeros", explicó.

Perea declaró que la actitud ofrecida por el equipo en el último duelo en Málaga fue la "correcta, porque hoy por hoy hay que estar bien organizados y compactos a la hora de competir". "Hoy, cualquier equipo, si no estás bien posicionado, te puede ganar y contra equipos grandes todo el mundo se juega la vida. Entonces, nosotros tenemos que estar por encima de todas estas exigencias", analizó.

Ahora espera el Valladolid en el estadio Vicente Calderón. "Siempre en casa, por los aficionados y por nosotros mismos, queremos dar lo mejor. Es normal que la gente vaya al campo a ver ganar a su equipo, lo que pasa es que muchas veces las cosas no se dan y es normal que estén enfadados", admitió.

"Nosotros tampoco estamos a gusto con los partidos que algunas veces hemos hecho, pero eso es así. A ver si el domingo ganamos y seguimos ahí cerca del bloque que está arriba", dijo Perea, que defendió el nivel de la Liga española, pese a los altibajos de equipos de arriba como Atlético, Valencia, Sevilla o Villarreal.

"Tratar de mediocre (a la Liga), desde mi punto de vista, es faltarle al respeto al fútbol español. Es una Liga muy competitiva y muy exigente. Está claro que si el Barcelona está muy por encima de los demás rivales, los demás estamos ahí peleando. Lo que pasa es que hoy el fútbol está tan igualado que cualquiera le puede ganar a cualquiera. Más que mediocre se ha vuelto muy competitiva", afirmó.

También fue preguntado por las declaraciones de hace dos semanas de Pep Guardiola, entrenador del Barcelona y que acusó a Perea de ir a hacer daño a Leo Messi en una entrada durante el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey entre ambos equipos y disputado el pasado 14 de enero.

"No lo tomé de mala manera (las palabras de Guardiola). Siempre he ido muy fuerte a la pelota, pero nunca he ido a hacer daño a nadie. Mis entradas van siempre con el pie abajo, una cosa es ir con el pie abajo y otra con el pie arriba. Pude haberle hecho daño a Messi, pero después del partido me acerqué a él y le pedí disculpas. Y si me toca hacerlo vuelvo a pedirle disculpas ahora mismo, porque no tengo intención de hacerle daño y sobre todo a un jugador como Messi, que hoy es un espectáculo verlo jugar", concluyó.

Madrid (España)