Abril 26, 2009

Inspirada tarde de Raúl González con el Real Madrid

El conjunto blanco de Madrid batió una marca personal de ocho victorias consecutivas como visitante y lo hizo en el mejor momento para sus intereses, mientras que el Sevilla suma cuatro partidos seguidos con derrotas y complica su permanencia en la tercera posición, que acechan Valencia y Villarreal.

El gran interés que siempre despierta un Sevilla-Real Madrid se vio incrementado por la presencia de Juan Ramos en el banquillo madridista, sumado al empate de Barcelona en Mestalla ante el Valencia (2-2).

En caso de un triunfo, el Real se ubicaba sólo a cuatro puntos de los azulgranas en la lucha por el título y a una semana del 'clásico' que disputarán estos dos equipos en el Santiago Bernabéu.

Los visitantes, mermados por las ausencias del defensa portugués Pepe, sancionado por sus agresiones en Getafe, y por las lesiones de los holandeses Arjen Robben y Wesley Sneijder y del defensa argentino Gabriel Heinze, le regalaron al Sevilla el primer cuarto de hora.

Sevilla fue muy superior y sacó del terreno de juego al rival con una gran supremacía en el centro del campo y continuos avances por las dos bandas que hicieron pasarla mal a la formación madrileña.

En el minuto dieciséis, una gran jugada del joven Diego Perotti por la izquierda la culminó con un centro medido área que finalizó el brasileño Renato Dirnei con un preciso cabezazo al que no pudo responder Íker Casillas.

Real Madrid calmó la tormenta como pudo y poco a poco empezó a recuperar el balón en la mitad de cancha, donde Guti quiso distribuir el juego de los suyos.

Así, a la media hora y de forma casi consecutiva, el delantero argentino Gonzalo Higuaín estuvo cerca de poner el nuevo empate, pero en una ocasión Andrés Palop estuvo atento en un mano a mano y después estrelló el balón en el poste.

Sevilla bajó claramente la intensidad de su arranque y le costó superar la fuerte presión del adversario con un francés Lass Diarra en todos sitios, por lo que se entró en la recta final de la primera parte con el Real Madrid como dominador.

El conjunto que entrena Juande Ramos sacó provecho de la situación y al borde del descanso una internada del lateral derecho alemán Christoph Metzelder hizo que Raúl González, prácticamente en la primera pelota que tocaba, batiera a Palop.

El 1-1 dio otro aire a la segunda mitad, pues el ritmo fue lento con dos equipos que se controlaron mucho con la idea sorprender en alguna acción.

Al cuarto de hora del complemento, los locales dieron entrada al delantero brasileño Luis Fabiano por el volante argentino Aldo Duscher, para dar algo más de poder ofensivo a Sevilla; sin embargo, poco después fue Raúl el que volvió a ver puerta y puso el 1-2 ante el evidente nerviosismo del equipo de casa.

El partido quedó roto cuando Raúl, tres minutos después de que metiera su segundo, logró el tercero al aprovecharse de que a Palop se le fue el balón dentro del área chica.

Sevilla quedó tocado con el 1-3 ante un rival que jugó fácil y con dominio absoluto de la situación en la defensa y centro del campo.

Se vieron más posibilidades de que llegara el cuarto visitante que el segundo local, aunque fue todo lo contrario, ya que Diego Capel puso un 3-2 emocionante a falta de diez minutos para cumplirse el tiempo reglamentario.

De ahí hasta el final, el Sevilla quiso echar el resto en busca del empate, pero el brasileño Marcelo quitó los nervios madridistas en la prolongación del choque con el 2-4.

Sevilla (España)

Temas relacionados: