Agosto 5, 2009

Zlatan Ibrahimovic le mete presión a Real Madrid

Ibrahimovic destacó que el Barça " tiene el equipo hecho", con "un recorrido hecho y una gran experiencia, y eso siempre es una ventaja" que permitió al club catalán "hacer sólo dos fichajes", el brasileño Maxwell y el propio 'Ibra'.

En su primera aparición ante la prensa tras ser presentado como nuevo jugador del Barcelona, en Seattle, el sueco explicó los numerosos motivos que lo hicieron decidirse por la oferta del Barcelona.

"Por su historia, por el tipo de juego, por su filosofía, y su atmósfera, porque cuando ves jugar al Barça nadie es capaz de imitarlo", argumentó, además de recordar que también influyó en su decisión la recomendación de un compatriota, el ex barcelonista Henrik Larsson. "Me dijo que es el mejor club en el que jugó y que no me lo tenía que pensar dos veces para decidirme", reveló.

Por ello, y pese a que aún no entrena junto al resto de sus compañeros y todavía no jugó ningún partido, Ibrahimovic disfruta de "una atmósfera de trabajo muy agradable" en la que todo el mundo "se preocupa al 200 por ciento por los jugadores. Nunca había visto un ambiente de trabajo tan agradable".

Sus primeros entrenamientos con el Barcelona ya le permitieron comprobar las grandes diferencias entre el fútbol italiano y el español. "En el 'calcio' se piensa más en no encajar ningún gol. Aquí es más importante marcar un gol, y después del primero, otro".

Entre sus objetivos, Ibrahimovic apunta la Liga de Campeones, el trofeo que no pudo ganar ni con el Juventus ni con el Inter, "tienes que tener el objetivo en la cabeza, pero sin obsesionarte", pero también el Mundial de clubes "para intentar cambiar la historia" del Barça, que nunca se proclamó campeón del mundo de clubes.

A Ibrahimovic no le preocupa su adaptación al equipo, "he hablado mucho con Guardiola y me está ayudando en la integración", porque el estilo de juego del Barça remite al fútbol de toque del Ajax, su primer gran club europeo. "No tendré ningún problema para adaptarme aquí", prometió.

Consciente de que no tardará en ser comparado con el último 'nueve' del Barcelona, Samuel Eto'o, Ibrahimovic huye de los paralelismos. "No se pueden comparar dos jugadores así. Él ha hecho un gran trabajo en el Barça y yo lo daré todo por este equipo", dijo.