Febrero 9, 2010

Se sigue desmoronando la defensa del Barcelona

El Barcelona se encuentra en estos momentos con lo puesto en la retaguardia, pues sólo cuenta con cuatro efectivos: Carles Puyol (que la semana pasada cumplió un partido de sanción), Dmitro Chygrynskiy (con escasa participación en el equipo), Gabi Milito (recién recuperado de una lesión de año y medio) y Maxwell Scherrer Cabelino Andrade (el suplente de Abidal).

El internacional francés Abidal sufrió este martes un resbalón en la sesión preparatoria que realizó el Barcelona en Reus y notó un pinchazo en el aductor de la pierna izquierda. La conclusión tras la exploración evidenció que el jugador padece una desinserción del aductor izquierdo.

El lateral barcelonista, que se encontraba en un momento espléndido de juego, pasa a integrar la larga lista de bajas de defensas para el partido contra el Atlético de Madrid, integrada por el también lesionado Dani Alves, y por los sancionados Rafael Márquez y Gerard Piqué, ambos expulsados en el Barça-Getafe (2-1) del sábado pasado. Además, el marfileño Touré Yaya, en ocasiones utilizado como central, también está lesionado.

A Pep Guardiola le quedan pocas soluciones a la hora de configurar una línea defensiva para el Calderón, pues a cinco días del partido sólo tiene cuatro efectivos para esta zona, además de los jóvenes Marc Bartra y Andreu Fontás, quienes entrarán en el trabajo diario para reforzar al primer equipo. Los dos centrales del Barça Athletic se aventuran como las principales opciones en el caso de una nueva incidencia.

Si finalmente la zaga la integran Carles Puyol en la derecha, como centrales Chygrynskiy y Milito, y en la izquierda Maxwell será la primera vez que este cuarteto defiende la retaguardia del Barcelona, la más eficaz de la Liga, pues en veintiún partidos sólo ha encajado 11goles, a menos de medio tanto por encuentro.

Será una prueba de fuego para un Barcelona solvente en todas sus líneas esta temporada pero que se hizo añicos en la defensa en pocos días: Dani Alves se lesionó en el calentamiento del Barça-Getafe, mientras que Piqué y Márquez acabaron expulsados, y Touré salió del terreno lesionado. Y este martes, la lesión de Abidal.

Debido al concepto único de defensa en que trabaja el Barcelona -para Guardiola su primer defensa es Ibrahimovic-, todo apunta a que el centro del campo será más rocoso que de toque, con jugadores como Keita y Sergio Busquets en busca de aportar mayor solidez al equipo azulgrana cuando no tenga el balón.

La feliz recuperación del argentino Gabi Milito, quien ha recuperado la confianza y el punto de velocidad, será sin duda la mejor ayuda con la que contará Chygrysnkiy, el central ucraniano avalado por Guardiola, que no tiene todos los minutos que él desearía y que ha sido de los pocos jugadores del Barcelona que esta temporada se ha llevado una ligera silbatina en el Camp Nou.