Febrero 21, 2010

El ATP 250 de Buenos Aires le entregó la gloria a Juan Carlos Ferrero

Esta es la cuarta vez que el título de la competición que tiene lugar en las pistas de tierra batida del Buenos Aires Lawn Tennis Club queda en manos de un tenista español, tras las conquistas de Carlos Moyá (2003 y 2006) y Tommy Robredo (2009).

También fue la primera final en la que se enfrentaron los dos tenistas valencianos en siete partidos disputados en el circuito profesional, de los cuales Ferrer ganó cinco.

Ferrer, primer cabeza de serie, quebró el servicio de Ferrero en el primer juego del encuentro y pasó a dominar la situación con velocidad e intensidad, pero Ferrero se rehizo, echó agua al fuego de su rival y dio batalla hasta el 5-5.

En el tramo más parejo del primer set destacó la presión de Ferrer y la forma de neutralizarla por parte de Ferrero en un choque que, por la actitud de ambos y por varios pasajes de alta técnica, provocó aplausos de los 2.500 espectadores que asistieron a la final.

La segunda manga, disputada a un gran ritmo, no daba demasiado lugar para las sorpresas.

Ambos mantuvieron sus servicios casi sin riesgos hasta que en el décimo juego, con un 5-4 para Ferrero y el saque de Ferrer, aquel lo liquidó tras un 30-30, primero con dos remates consecutivos paralelos sobre la derecha, y después con una bola abierta inalcanzable del otro lado.

El 'Mosquito' Ferrero, al terminar el set, se tocó la cabeza e hizo un gesto a uno de sus colaboradores, como diciendo "lo gané con la cabeza".

El capítulo decisivo fue muy luchado, con aciertos y errores de ambos, lo cual elevó el atractivo que ofrecía el partido. Otra vez Ferrero acertó más que su rival, rompió su servicio en el octavo juego (5-3). Y nuevamente sus remates abiertos, sobre los límites, le dieron la victoria.

Ferrero ha ganado en su carrera dos títulos con una semana de descanso entre ambos torneos, pero esta es la primera vez que lo logra de manera consecutiva.