Abril 15, 2010

Cristiano Ronaldo y Pepe niegan haberse ido de fiesta antes del clásico Real Madrid-Barcelona

Los representantes en Lisboa de ambos jugadores difundieron sendas declaraciones en las que niegan de forma "categórica" y "vehemente" las referencias realizadas en un programa de una emisora de televisión española, que les vinculó en la participación de una supuesta juerga en la casa del propio Ronaldo.

El delantero luso justificó su comunicado al enterarse que le habían relacionado con la celebración de dos veladas: una el pasado viernes antes del Real Madrid-Barcelona y otra el mismo sábado después del partido.

Las referencias son "completamente falsas y delirantes: no hay en ellas rigurosamente una sola gota de verdad", explicó Ronaldo, y prosigue: "con un partido al día siguiente, es más que evidente que pasé la noche del viernes descansando y que, el sábado por la noche, mi espíritu era todo menos festivo".

El delantero del Real Madrid señaló que se han vertido sobre su persona comentarios "abusivamente maleducados" que atacan su dignidad y profesionalismo y concluye que, dada "la gravedad de las imputaciones", ha dado instrucciones a sus abogados para que acudan a "todos los medios judiciales para reponer la verdad de los hechos".

El luso-brasileño Pepe, que está en la última fase de recuperación de una grave lesión de rodilla, producida el pasado diciembre, se expresó en la misma línea que Ronaldo y mostró su indignación por unas informaciones que cuestionan su "profesionalismo".

"Tales acusaciones son graves, injuriosas, surrealistas y fantasiosas", apreció el central merengue, que también anunció su intención de emprender acciones judiciales con el objetivo de que su "buen nombre sea debidamente salvaguardado".