Noviembre 20, 2008

Los azulgranas quieren ampliar diferencias en la Liga de las Estrellas

Aunque la diferencia entre el conjunto de Josep Guardiola, líder en solitario, y el merengue no sea aún ni mucho menos insalvable -cinco puntos-, el estado de la situación en ambas casas es como la noche y el día.

El Barcelona vive momentos de alegría, de fiesta. Buen fútbol, casi constantes goleadas, victorias seguidas... Tanto que hasta Guardiola ha advertido de lo peligrosa que es la autocomplacencia.

Y el Real Madrid atraviesa un bache que tiene a Bernd Schuster en la cuerda floja, aunque fuera ratificado esta semana por Ramón Calderón y Pedja Mijatovic.

Las derrotas europeas contra el Juventus, la eliminación copera frente al Real Unión y el último tropiezo en Valladolid, han desvelado buena parte de las carencias del equipo blanco, obligado a comenzar a ganar y a agradar cuanto antes, porque las comparaciones con el eterno rival siempre en estos casos son dolorosas. El Bernabéu, como ocurre en estas situaciones, dictará sentencia el sábado ante el Recre, penúltimo de la tabla.

El Barcelona tendrá la ventaja teórica de que jugará el domingo y sabrá ya los resultados del resto de rivales. Nadie parece capacitado para frenar su imparable andadura, pero el Getafe de Víctor Muñoz, un reputado ex jugador azulgrana de los años 80, quiere ser protagonista, porque además también lo necesitan técnico y plantilla en un momento no muy boyante.

El Villarreal, segundo a tres puntos del Barcelona, recibirá también el sábado al Valladolid, que está solventando bastante bien los partidos contra los aspirantes a luchar por las primeras plazas, con sus victorias contra el Sevilla y el Real Madrid.

No obstante, el otro gran centro de atención de la jornada será el duelo en el Ramón Sánchez Pizjuán entre el Sevilla, en fase de crecimiento, y el Valencia, lastrado por sus últimas derrotas en Mestalla.

Ambos están empatados junto al Real Madrid a 23 puntos y aunque es temprano este encuentro puede decir muchas cosas. Será además un duelo entre dos artilleros en racha, el brasileño Luis Fabiano, autor de un "hat trick" ante Portugal, y el asturiano David Villa, que entró en la leyenda de la selección española al marcar frente a Chile en cinco partidos consecutivos, con lo que igualó con Telmo Zarra y Ladislao Kubala.

El Atlético de Madrid pretende continuar su mejoría y su escalada hacia la zona "champions" a costa del Numancia, equipo que lucha por la supervivencia y que en casa siempre es complicado.

El Molinón albergará el partido entre dos equipos enrachados como el Sporting y el Betis, mientras que el Ono Stadi y El Sardinero serán las sedes de los partidos Mallorca-Málaga y Racing-Espanyol, en los que el objetivo son los puntos para asentarse de momento en la zona tranquila de la tabla.

José Antonio Camacho y su Osasuna buscan ante el Almería su primera victoria, y el Athletic, antepenúltimo, visitará Riazor para medirse a un irregular Deportivo en el retorno de Joaquín Caparrós a su anterior feudo.

Madrid (España)

Temas relacionados: