Noviembre 29, 2008

Robinho arremetió contra el Real Madrid

Las denuncias del jugador del Manchester City de Inglaterra fueron hechas en una entrevista que publicó este sábado el diario "Daily Express".

Robinho explicó que su relación con el Real Madrid se estropeó cuando descubrió que le estaban utilizando como posible canje para que Rolando llegara: "Las cosas no terminaron bien para mí en Madrid porque los directivos no se portaron correctamente".

"Hicieron que la situación fuera muy incómoda para mí".

Robinho, de 24 años, reconoció que "en el mundo del fútbol todo puede pasar y todo puede cambiar en un minuto", pero subrayó que es consciente de su potencial y valía como jugador de primera línea, y que, por eso, "no debería haber sido tratado como moneda de cambio".

"Al final, sentí que me minusvaloraban. ¿Cómo se puede sentir un jugador cuando descubre que lo utilizan como cebo para un intercambio?", preguntó el delantero, que asegura que no está resentido con Cristiano Ronaldo, de quien dice que merece ser elegido como mejor jugador del mundo por la pasada campaña.

El brasileño advirtió al portugués, que nunca ha ocultado su deseo de marcharse al Madrid, que los directivos del campeón de Liga español "siempre miran por sus propios intereses".

"Cuando quieren a un jugador hacen todo lo posible, pero, como yo mismo he podido comprobar, el año siguiente pueden no estar interesados en ti en absoluto", dice Robinho.

El brasileño culpó por igual al Real Madrid y al Chelsea del fracaso de las negociaciones para que terminara en Stamford Bridge.

Al Madrid, porque en el fondo no quería que terminara jugando para un potencial rival en la Liga de Campeones, y al Chelsea porque se precipitó al colgar una fotografía suya vestido con la camiseta de los azules antes de que el trato se cerrara definitivamente.

Afortunadamente, añadió, en el último día de plazo para los traspasos, el Manchester City le hizo una oferta. "Fue una oferta muy buena para mí, para mi familia y, por supuesto, para el Real Madrid", que ingresó 40 millones de euros por el traspaso.

Robinho reconoció que cobra semanalmente 160.000 libras (193.000 euros al cambio actual), pero rechazó que aceptara llegar a Inglaterra sólo por el dinero, convencido de que el City puede ser a medio plazo en uno de los clubes punteros de la Premiership.

"Cuando los futbolistas brasileños dejan Brasil es, por supuesto, para mejorar sus vidas, pero la razón por la que vine al Manchester City no fue sólo el dinero. Si hubiera sido por eso, me habría ido a otro sitio. Tenía ofertas de Arabia Saudí y Japón, donde podía haber ganado más dinero", aseguró el futbolista.

También expresó su deseo de que su compatriota, el milanista Kaká, termine junto a él en las filas del City, como quieren sus directivos, y dice que "la única cosa" que tiene ahora en la cabeza "es seguir muchos años aquí y jugar la Champions".

Temas relacionados: