Diciembre 15, 2008

Sevilla derrotó a Villarreal y va tras el rastro del líder

El Barcelona se está quedando sin rivales en la Liga después de imponerse el sábado 2-0 en el gran derbi español, con goles de Samuel Eto'o y Leo Messi, y de la derrota de este domingo del Villarreal ante el Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán.

La jornada decimoquinta sitúa al Barça con 38 puntos, ocho más que el Valencia y el Sevilla, nueve por encima del Villarreal, 11 sobre el Atlético de Madrid y 12 sobre el Madrid, derrotado en el Camp Nou en los últimos minutos de un intenso clásico.

El Real Madrid, en el primer partido de Liga de su nuevo técnico, Juande Ramos, resistió hasta el minuto 83 cuando abrió el marcador el camerunés Eto'o, al que Iker Casillas había detenido un penalti en el 68.

Messi, férreamente vigilado por los defensas rivales, recurrió a su magia futbolística para superar a Casillas, de vaselina, en el 92. Un clásico para la historia en el que el mexicano Rafael Márquez jugó su partido oficial número 200 con la camiseta azulgrana.

El Barcelona es el equipo más goleador de la Liga (46) y el que menos tantos ha encajado (9). El Madrid, con la peor cuarta defensa del campeonato, sumó su tercera derrota consecutiva (Getafe, Sevilla y Barcelona). Demasiados errores para un candidato al título.

Pese a todo, Raúl no ha abandonado su acreditado espíritu competitivo al declarar que no van "a bajar los brazos" porque queda "mucho campeonato".

En otro partido del sábado, el Valencia peleó para ganar en casa al Espanyol, que se adelantó en el minuto 28 con un potente disparo desde lejos del argentino Román Martínez, pero fue superado en el 47 y 80 por las dianas de Raúl Albiol y Vicente Rodríguez.

El Espanyol jugó con 10 tras la segunda amarilla de Francisco Rufete en el minuto 38. También fue enviado a las gradas su técnico, José Manuel Esnal "Mané".

El Sevilla frenó el impecable rumbo del Villarreal fuera de casa con un triunfo por 1-0, gol del brasileño Renato que situó al equipo como tercero, con los mismos puntos (30) del Valencia, segundo.

Con su primera derrota a domicilio, el Villarreal bajó del tercer al cuarto puesto, el último que da acceso a la Liga de Campeones. Hasta este domingo había superado sus visitas con cuatro triunfos y tres empates.

El Atlético de Madrid ganó al Betis por 2-0 con goles de factura argentina, de "Maxi" Rodríguez y del "Kun" Agüero, un triunfo que le sirvió para subir al quinto puesto y superar a su eterno rival capitalino: 27 puntos contra 26.

El Valladolid, con un juego de alto nivel, goleó por 3-0 al Deportivo. Anotaron Sesma, Pedro López, de gran disparo desde el centro del campo que se coló por la escuadra del marco de Dani Aranzubía, y Pedro León. Pese a la derrota, el "Depor" sigue séptimo, con 24 puntos, uno más que su rival de este domingo.

El Getafe agravó la crisis del Mallorca con un triunfo por 4-1. Por los locales, anotaron el rumano Cosmin Contra, de penalti, el nigeriano Ikechukwu Uche, Manu del Moral y Jaime Gavilán, mientras Aritz Aduriz hizo el tanto de los visitantes, que suman sólo dos de los últimos 18 puntos en juego.

El Málaga resolvió el duelo con el Numancia en los últimos minutos. Antonio Galdeano "Apoño", de penalti, batió a Goitia en el 86 y el franco-marroquí Nabil Baha aumentó la cuenta en el 89 después de un pase del portugués Eliseu Pereira.

El Athletic de Bilbao huyó como una liebre de los últimos puestos gracias a un claro triunfo por 3-0 sobre el Sporting de Gijón, con tantos de Fernando Llorente, de penalti, Andoni Iraola y David López, todos ellos en la primera parte.

Almeria y Racing de Santander se repartieron los puntos. El argentino Ezequiel Garay adelantó a los visitantes en el minuto 37, en un lanzamiento de falta elegante y preciso, y empató el peruano Wilmer Acasiete en el 62.

Recreativo de Huelva, penúltimo, y Osasuna, colero, protagonizaron el partido de la desesperación. Ganó el local por 1-0 con un gol de Adrián Colunga en el minuto 84.

El Osasuna, que entrena José Antonio Camacho, dominó casi todo el partido, pero en el fútbol sólo valen los goles. Y el equipo de Pamplona suspende en esta faceta. Sólo ha marcado 11 en 15 partidos. Como castigo, cerrará el año como colero.