Julio 30, 2010

Italia sueña con un mejor fútbol desde las tribunas

Se trata de un "sueño" y de una medida "al alcance de la mano", explicó el ministro durante la presentación de un protocolo firmado este viernes entre una empresa de restauración y la sociedad de Ferrocarriles del Estado.

Entre las medidas previstas para reducir la violencia en los estadios de fútbol, Maroni habló también del "carné del aficionado", la tarjeta identificativa para los seguidores de los equipos de fútbol que entrará en vigor a partir de la próxima temporada.

Con ella, el Gobierno italiano pretende aumentar la seguridad entre los aficionados que se desplazan fuera para ver jugar a su equipo, aunque la medida ha sido criticada por varios sectores de hinchas, que la califican como un medio para "fichar" a los seguidores.

"No es una ficha ni un medio para controlar sino un instrumento para favorecer a los aficionados buenos y dejar fuera de los estadios a los que van con otras intenciones que no tienen nada que ver con el fútbol", dijo Maroni.

El titular de Interior se mostró confiado en que con ella "se podrá llegar pronto a eliminar la violencia en el interior de los estadios".